Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gabriel Amat avanza que no repetirá al frente del PP de Almería

El dirigente popular, investigado por la justicia, prevé abandonar el cargo en el próximo congreso

El presidente del PP de Almería, Gabriel Amat. Ampliar foto
El presidente del PP de Almería, Gabriel Amat.

El presidente del Partido Popular en Almería, Gabriel Amat, ha avanzado que no repetirá en el cargo -después de 11 años- a partir del próximo congreso que esta formación celebre. El presidente de la Diputación de esa provincia y alcalde de Roquetas de Mar, que soporta una investigación policial sobre su patrimonio y empresas, ha matizado que aún no hay fecha para su salida.

Amat ascendió al puesto en 2004 y ha sido miembro de la Junta Directiva Nacional del PP. "Cuando llegue el momento todo se hará. Yo soy una persona que ya tiene su carrera hecha (...) Yo también tengo derecho a vivir un poquito", ha declarado a la Cadena Ser. A continuación, fuentes del Partido Popular han rebajado las declaraciones de Amat a una mera hipótesis que se comprobará cuando llegue el momento del congreso, previsiblemente antes de 2017.

Amat preside el Comité Electoral del PP andaluz, donde se proponen los candidatos al Senado. El dirigente popular ha asegurado que no hay nombre designado para sustituirle y que el PP decidirá en el próximo congreso sobre su relevo, después de 11 años al frente del partido en la provincia andaluza más oriental.

La titular del Juzgado de Instrucción 1 de Roquetas de Mar, María del Mar Alejo, investiga los supuestos nexos entre el dirigente popular y 27 nuevas empresas después de indagar un centenar de firmas. Las pesquisas abarcan también a una decena de concejales, exediles y funcionarios del Ayuntamiento de Roquetas de Mar, presidido por Amat desde 1995.

La actuación de Amat como empresario se ha visto beneficiada de manera repetida por su partido. Mientras el propio Ayuntamiento de Roquetas de Mar adquirió seis coches del concesionario que posee Amat, el Ayuntamiento de Almería aprobó una recalificación que disparó en cuatro millones el precio de unos terrenos de escaso valor.

Más información