Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘Els enfarinats’ toman Ibi

Un millar de personas participan en la batalla más estrafalaria del día de los Santos Inocentes

Dos `enfarinats´ en la batalla que han protagonizado en la plaza de la Iglesia de Ibi (Alicante)
Dos `enfarinats´ en la batalla que han protagonizado en la plaza de la Iglesia de Ibi (Alicante)

Más de un millar de personas han asistido hoy a una de las jornadas más peculiares de las fiestas de invierno de Ibi (Alicante) en la que un grupo de personas, els enfarinats ha tomado el mando del pueblo de forma ficticia y por un día batallando a golpe de huevos, harina y petardos.

La batalla que ha tenido lugar en la plaza de la Iglesia de Ibi se ha desarrollado sin incidentes, según ha explicado el concejal de Fiestas y Tradiciones, Santi Cózar. Estas fiestas, una de las más antiguas de la Comunidad Valenciana, están documentadas desde 1797, aunque existen documentos que las datan hasta dos siglos antes.

"Se derivan de las fiestas del Niño Jesús y están declaradas de Interés Turístico Autonómico (2009), aunque, con vistas al próximo año, vamos a pelear por lograr" que obtengan la declaración de "Interés Turístico Nacional por el auge que han alcanzado, razón por la cual hemos preparado la documentación" correspondiente, ha indicado Cózar.

Els enfarinats, ataviados con atuendos estrafalarios y con el rostro completamente embadurnado de harina, someten bajo su mandato este municipio de Ibi durante la festividad de los Santos Inocentes y recaudan fondos en los comercios de la localidad, dinero que destinan al asilo de ancianos de San Joaquín del municipio.

El nuevo Gobierno local tiene un tinte absurdo que le permite sancionar a todo el munto, tanto si se camina por el sol, como por la sombra, por la calzada o por las aceras. Los insurgentes ejercen por un solo día el poder civil de Ibi y asumen, entre otros, los cargos de alcalde, juez, alguacil, fiscal, secretario, concejal de Hacienda y cajero.

La jornada festiva ha comenzado cuando los enfarinats han corrido hasta el Ayuntamiento para arrebatar la vara de mando del pueblo al alcalde, Rafael Serralta, para instaurar unas normas no escritas que llaman "Justicia nueva", ante el rechazo de un colectivo de vecinos, que recibe el nombre de "oposición" y que tiene el denominador común de portar una chistera negra adornada con estrellas de papel.

Luego, enfarinats y oposición se han trasladado a la plaza de la Iglesia donde se han desarrollado las escaramuzas, bajo el estruendo de miles de petardos y donde se han arrojado kilos y kilos de harina y verduras.

A la hora de comer se ha suscrito "un acuerdo temporal de no agresión" para poder degustar los platos típicos de la gastronomía tradicional.

Las fiestas de invierno de Ibi, en las que se incluye la jornada de els enfarinats, culminan el próximo 6 de enero, con la visita de los Reyes Magos.

Más información