Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“No nos movemos del 27-S. No hay nada que negociar con nadie”

El candidato de ERC, Gabriel Rufián, ha pasado por Súmate, la entidad que defiende la independencia entre los catalanes que hablan castellano

Gabriel Rufián, durante la entrevista
Gabriel Rufián, durante la entrevista

Gabriel Rufián (Santa Coloma de Gramenet, 1982) es el primer candidato de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) que usa el castellano en sus intervenciones. Llega a la candidatura tras pasar por Súmate, la entidad que defiende la independencia entre los catalanes que hablan castellano.

Pregunta. ¿Por qué se presenta ERC a las generales?

Respuesta. En un escenario normal no haría falta, porque ya ganamos el 27-S. Ahora los que perdieron ese plebiscito lo siguen calificando de desafío, amenaza, o golpe. Tenemos que ir y ocupar ese enorme espacio de poder y decirles que han perdido. Si no, le estamos regalando el relato de Cataluña a Albert Rivera.

P. El independentismo no alcanzó el 50% de los votos.

R. Tenemos 72 diputados y estamos legitimados para iniciar el proceso de independencia. Según todas las encuestas vuelve a ganar el PP, la alternativa es el PSOE, y la gran esperanza blanca Ciudadanos. Frente a ese escenario, ¿con quién vamos a negociar? Con nadie.

P. ¿Pero ustedes participarán en los debates del Congreso?

R. No vamos a hacer política parlamentaria más. Cualquier iniciativa a favor de dignificar la vida de la gente de España, que cuenten con nosotros. Pero con toda humildad del mundo vamos a intentar ser una legación diplomática de la república catalana.

P. ¿Y eso cómo se traduce?

R. Pues diciendo lo que nunca se ha dicho y nunca se ha hecho...

P. ¿Se sumarían a una comisión de reforma constitucional?

R. Hablar de reformas constitucionales es un ejercicio de ciencia ficción política enorme. Van a ganar los mismos que dicen que la Constitución es sagrada.

P. Dice que no quiere regalar el relato a Rivera. Pero Ciudadanos puede ganar en Cataluña.

R. Tiene detrás una maquinaria mediática enorme: Rivera duerme en un plató de televisión. Ocupa el espacio en Cataluña de PP y PSOE, que han dimitido.

P. ¿Es la última vez que ERC se presenta al Congreso?

R. Totalmente. Vamos con la idea de irnos al día siguiente de que se proclame la independencia de Cataluña.

P. ¿Y si fracasan?

R. No lo contemplamos.

P. En el caso hipotético de que el Gobierno propusiera un referéndum, ¿ERC lo aceptaría?

R. Podemos hablar de un montón de cosas, pero al final para cambiar la Constitución son necesarios dos tercios de las Cortes, pero también se necesita una derecha democrática, una izquierda valiente... y casi sangre de dragón.

P. ¿Qué diferencia hay entre votar CDC y ERC?

R. Los compañeros de CDC defienden lo mismo que nosotros desde un espacio ideológico diferente. Defendemos que no nos tenemos que mover ni un milímetro del voto del 27-S y que no tenemos que negociar nada con nadie.

P. Francesc Homs (CDC) espera pactar.

R. Nuestra posición es inequívoca: no hay nada que negociar. Los catalanes llevamos cuatro años esperando en una mesa, no viene nadie, y te dicen de todo.

P. ¿ERC aspira a atraer votantes de la CUP, que no se presenta el 20-D?

R. Nos sentimos muy cercanos a la CUP, son de los nuestros. Hay cierta injusticia con ellos, han demostrado una responsabilidad enorme.