Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Parlament se prepara por si hubiera elecciones anticipadas

La Mesa de la cámara preparó en su última reunión la Diputación Permanente

Artur Mas, durante el debate de investidura
Artur Mas, durante el debate de investidura

Las negociaciones entre Junts pel Sí y la Candidatura d'Unitat Popular están encalladas, con solo pocos puntos en los que hay consenso: que la legislatura catalana debe servir para caminar hacia la independencia de Cataluña y que lo último que necesita el desafío secesionista son unas nuevas elecciones anticipadas. Sin embargo, la opción de convocar unos nuevos comicios, como recordó Artur Mas el pasado viernes, es factible: si el día 10 de enero no hay presidente catalán, el Parlament deberá convocar nuevos comicios para marzo. 

Pese a que ambas formaciones se conjuran para no llegar a este extremo, la Cámara catalana da pasos para estar preparada por si hubiera nuevos comicios. El viernes, en las reuniones de la Mesa y la Junta de Portavoces, los gestores del Parlament empezaron a diseñar la Diputación Permanente, el ente que mantiene la actividad parlamentaria entre legislaturas y cuando los diputados están de vacaciones. La decisión, según fuentes parlamentarias citadas por Europa Press, servirá para que esté "todo listo por si la legislatura resulta fallida". 

La diputación permanente supone un pequeño hemiciclo, formado por 23 diputados. Depende del sistema que se use para calcular cuántos diputados corresponden a cada grupo (el propio sistema electoral o el cálculo por sumas y restas) Junts pel Sí tendría mayoría absoluta con 12 escaños (no goza de este privilegio en el pleno) o se quedaría en once. La Diputación Permanente, que solo se convoca en caso de necesidad, debe dar explicaciones sobre su acción en el pleno.