Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos sindicalistas admiten que hicieron una hoguera frente a la Bolsa

La Fiscalía rebaja a menos de dos años la pena para Laura y Eva por los daños durante la huelga general del 29-M

Laura (i) y Eva (d) durante la huelga del 29M.
Laura (i) y Eva (d) durante la huelga del 29M.

Laura G. y Eva S., dos sindicalistas de la CGT, han aceptado una pena mínima (un año y un mes de cárcel) por prender una hoguera frente a la Bolsa de Barcelona durante la huelga general del 29 de marzo de 2012. La Fiscalía y las defensas han llegado a un acuerdo poco antes de que comenzase el juicio. Las acusadas han aceptado que cometieron dos delitos y han abonado la responsabilidad civil (poco menos de 10.000 euros). A cambio, la Fiscalía ha rebajado la pena que solicitaba inicialmente, por lo que las dos sindicalistas no deberán ingresar en prisión.

El juicio debía comenzar a primera hora de la mañana en la Ciudad de la Justicia. La Fiscalía y las defensas, sin embargo, han acercado posiciones hasta alcanzar un acuerdo. El juzgado ha dictado sentencia in voce (a viva voz): Laura y Eva han sido condenadas a cuatro meses y 15 días de cárcel por un delito de desórdenes públicos y a otros nueve meses de cárcel por un delito de daños por incendio. Al abonar la responsabilidad civil, la Fiscalía ha aplicado la atenuante de reparación del daño, por lo que ha rebajado su petición, que era inicialmente de dos años de cárcel. La sentencia también recoge que queda suspendida la pena, siempre y cuando ni Laura ni Eva vuelvan a delinquir en los próximos dos años.

Los hechos ocurrieron durante la huelga general del 12 de marzo de hace tres años. Según el relato de la Fiscalía –que ha sido aceptado ahora por las sindicalistas– al mediodía de esa jornada Laura y Eva lanzaron piedras contra los cristales de la Bolsa de Barcelona, en el paseo de Gràcia. Además, colocaron una caja de cartón con papeles y basura frente al edificio, la rociaron con colonia y le prendieron fuego. El incendio fue sofocado con un extintor, pero la Bolsa fue desalojada de forma preventiva.

La defensa de las dos sindicalistas había alegado que se trató de un “acto simbólico” y una “performance” para denunciar los abusos del sistema financiero.

Más información