Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mas llama a negociar la secesión para evitar “lesiones económicas”

El presidente afirma que una Cataluña fuera de España no habría realizado recortes

Artur Mas junto a su mujer y el consejero Felip Puig en un coloquio de la PIMEC Jovenes Empresarios este lunes.
Artur Mas junto a su mujer y el consejero Felip Puig en un coloquio de la PIMEC Jovenes Empresarios este lunes.

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha achacado a “las políticas que impone” el Gobierno central los recortes presupuestarios que ha realizado en los últimos cuatro años, de más del 20%, y ha defendido que una eventual Cataluña independiente “como Austria o Dinamarca no tendría que haber hecho ni un solo euro en recortes”. Mas lo ha afirmado hoy en una rueda de prensa de la alianza Junts pel Sí para defender la viabilidad económica de una Cataluña independiente junto a los catedráticos de Economía Germà Bel y Oriol Amat, que concurren en la misma candidatura. El presidente ha instado al Ejecutivo central que, en caso de una victoria de las formaciones que defienden la secesión el próximo 27-S, se siente a negociar para evitar “lesiones económicas para unos y otros”.

Mas ha considerado que en caso de que las fuerzas del (Junts pel Sí y CUP) ganen los comicios, el Gobierno central debe sentarse a pactar, ya sea de forma bilateral o bien con la mediación de la Unión Europea. “Si hay negociación, la actitud de la parte catalana ha de ser de buena vecindad”, ha afirmado el presidente, quien ha añadido que Cataluña asumirá la parte de las cargas que le corresponda y se ha abierto a mantener una cuota de solidaridad con el resto de España. “Entiendo que para mantener corrientes de solidaridad debería ponerse sobre la mesa ese tema y no giraremos la espalda al territorio español”, ha agregado Mas.

En la presentación, los tres candidatos de Junts pel Sí han asegurado que la viabilidad de una Cataluña independiente está fuera de duda, aun en el supuesto de que quedara fuera de la UE. Los dos economistas que han participado en la rueda de prensa han sostenido que Cataluña sería la duodécima economía europea, con un rating que subiría de la calificación actual de bono basura a A+, por encima de España y al mismo nivel que Israel. Germà Bel, cabeza de lista por Tarragona, ha defendido que Cataluña permanecería dentro del euro y tendría acceso a la liquidez del Banco Central Europeo (BCE). “Hasta 128 bancos de fuera de la UE la tienen”, ha remachado.

Los economistas han estimado que la independencia supondría una ganancia fiscal de 11.000 millones de euros, una vez descontado el coste de las estructuras de Estado, y que generaría entre 50.000 y 70.000 puestos de trabajo. Según Amat, el nuevo país nacería con un superávit en las cuentas públicas. De hecho, Mas ha responsabilizado al Gobierno español de haber tenido que recortar el 20% del presupuesto en los últimos cuatro años. “Nos han puesto en una situación difícil”, ha sostenido.

El presidente también ha considerado que España es viable sin Cataluña. “Yo estoy convencido de que España sale adelante bien, incluso sin Cataluña. Tal vez algunos tenemos más confianza en las posibilidades de la economía española. Hay energía, talento y población suficiente”, ha sostenido Mas, quien ha instado a una “negociación win-win”. “Si nos lesionamos, lo haremos los dos”, ha remachado.

Más información