Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Catalunya Sí que es Pot fija 2.500 euros de salario a sus diputados

El sueldo de los futuros parlamentarios será superior en 300 euros al de Colau

Lluís Rabell en la presentación de la candidatura.
Lluís Rabell en la presentación de la candidatura.

Los diputados de la lista Catalunya Sí que es Pot percibirán un salario medio de 2.500 euros limpios, unos 300 más de los que gana la alcaldesa de Barcelona Ada Colau. La cifra es orientativa y se acabará ajustando en una tabla salarial que el futuro grupo parlamentario acordará y publicará cuando se inicie la nueva legislatura. El importe figura en el código de ética política de la candidatura de confluencia que establece que los diputados cumplirán solo dos mandatos.

Marc Bertomeu, secretario general de Podem en Barcelona, afirmó que el salario final no está cerrado y admitió que se arriesgan a que pueda haber comparaciones con los sueldos de los regidores de BComú. “La diferencia de 300 euros no es muy elevada”, dijo. El código ético establece que la suma podrá aumentar en función de la responsabilidad de los electos y de su lugar de residencia. Un diputado raso del Parlament puede ganar fácilmente más de 4.000 euros mensuales entre el sueldo y las dietas por viajes. La idea de la candidatura es que el excedente se destine a financiar a la formación y a fines sociales.

La confluencia validará a sus candidatos a través de su web

La confluencia de izquierdas desveló ayer la composición de su candidatura para el 27-S en la que solo repetirán cinco de los actuales 13 diputados ecosocialistas del Parlament. Al cabeza de cartel, Lluís Rabell, le seguirán la escritora Gemma Lienas, Joan Coscubiela (diputado de ICV en el Congreso), la activista Àngels Martínez y Albano Dante Fachin. La novedad es que el diputado Joan Josep Nuet, de EUiA, ocupará el número seis. La candidatura la completan Jessica Albiach y Joan Giner (Podem), y los diputados Marta Ribas y Josep Vendrell. El diputado Marc Vidal encabezará la lista de Girona seguido de Alba García, vinculada al 15-M. La parlamentaria Sara Vilà (ICV) liderará la lista por Lleida y el número dos será para Mertixell Genao (Podem). Gerard Bargalló (Podem) encabezará la lista por Tarragona, seguido de la diputada Hortènsia Grau (ICV). Catalunya Sí que es Pot someterá, desde hoy, a sus candidatos a votación ciudadana a través de su web.

“Estamos corrigiendo errores que hemos cometido [en el Ayuntamiento] y no queremos quedar atrapados en ellos”, señaló Bertomeu, que rechazó que haya quienes quieran “sacar petróleo” de que los diputados puedan cobrar más que Colau. El límite salarial afecta solo a los electos y no a los técnicos. La candidatura quiere evitar situaciones como las vividas en Barcelona donde el tope de 2.200 euros dificultó inicialmente el fichaje de profesionales. Al final, los gerentes perciben una suma superior al quedar exentos de tener que cumplir el código. La tabla salarial definitiva se publicará en la página web de la candidatura.

Iniciativa, Podem y Esquerra Unida i Alternativa aspiran a que la práctica política de transparencia que recoge el código ético se pueda convertir en ley, subrayó Bertomeu. El documento contempla que los diputados no podrán cumplir más de dos legislaturas o el equivalente a ellas —ocho años— con opción a una tercera si la ciudadanía, mediante una consulta, refrenda que un político afronte una tercera. Entre otras prerrogativas, el texto establece que los diputados deberán divulgar sus agendas, no podrán tener cargos en empresas vinculadas a la actividad pública durante los cinco años posteriores a abandonar sus escaños y que deberán renunciar a su acta si son imputados. Otros partidos, como CDC y PSC, optan por retrasar la renuncia a la apertura del juicio.

La candidatura persigue una drástica rebaja de la inversión en campaña y renuncia “explícitamente” a los créditos bancarios y donaciones que “puedan coartar la independencia de la candidatura”. Bertomeu explicó que la campaña del 27-S será “modesta” y que se sufragará a través de la financiación pública que le corresponsa a Iniciativa y con microcréditos individuales con un tope de 500 euros. ICV tiene créditos pero su economía en este sentido quedará al margen de la estructura de Catalunya Sí que es Pot.