Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

1.750 plantas de marihuana, ocultas en un chalé de Valdemorillo

Muchos de los ejemplares ya tenían numerosos cogollos que estaban listos para ser vendidos en el mercado ilegal

Un chalé de la localidad madrileña de Valdemorillo albergaba una de las mayores plantaciones de marihuana descubiertas en la región en lo que va de año. Un total de 1.754 plantas, muchas de ellas con numerosos cogollos casi listos para vender, formaban este cultivo masivo, intensivo y acelerado. Dos personas han sido detenidos acusadas de un delito contra la salud pública (tráfico o producción de droga), según ha informado la Jefatura Superior de Policía de Madrid.

Los agentes de la Policía Judicial recibieron a principios de año una información en la que se hablaba de una organización formada por varias personas, que a su vez disponían de dos personas que cultivaban marihuana de manera ingente. Uno de los arrestados era el caletero o persona encargada de la custodia de la sustancia estupefaciente. Cuenta con amplios conocimientos en jardinería por los cuidados y tratamientos que exigían las plantas.

A lo largo de los últimos meses, los agentes pudieron comprobar que dicho individuo contaba con la ayuda de una segunda persona. Entre ambos producían marihuana con una alta concentración en tetrahidrocannabinol (THC, el principio estupefaciente de la marihuana). Después la vendían y distribuían al por menor a medida que se iba teniendo lista cada producción.

Con toda la información recibida y tras solicitar la entrada y registro en el inmueble, se procedió al arresto de estas dos personas. El chalé estaba dedicado en exclusiva al cultivo intensivo de la sustancia estupefaciente.

Se han incautado un total de 1.754 plantas de diferentes tamaños y en distintas fases de crecimiento, así como un extensísimo y caro material de cultivo, tales como medidores de temperatura, abonos, fertilizantes, focos de gran poder lumínico y calorífico, resistencias eléctricas, extractores, aires acondicionados, bombas de calor y de agua, riego por goteo, etc. Todo ello permitía tener grandes cosechas cada dos o tres meses.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram