Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hernández no dejará Getafe aunque sea secretaria general

La candidata con más opciones para suceder a Tomás Gómez al frente del PSM compatibilizaría el cargo con la alcaldía de la sexta ciudad de Madrid

Juan Segovia, el otro candidato, defiende una ejecutiva “a tiempo completo”

Sara Hernández (en el centro) presenta su candidatura para liderar el PSM. Ampliar foto
Sara Hernández (en el centro) presenta su candidatura para liderar el PSM.

La alcaldesa de Getafe, Sara Hernández, presentó hoy su candidatura a la secretaría general del PSM con una demostración de fuerza, rodeada de los principales alcaldes socialistas de la región, que constató las preferencias de la dirección nacional del PSOE. Hernández, que tuvo al regidor de Fuenlabrada, Manuel Robles, de maestro de ceremonias, pretende compatibilizar el Ayuntamiento y la secretaría general de los socialistas madrileños. El otro aspirante, el diputado regional Juan Segovia, defiende una ejecutiva “a tiempo completo”.

Juan Segovia, en la presentación de su candidatura. ampliar foto
Juan Segovia, en la presentación de su candidatura.

“No es la primera vez y es tradición en nuestra organización compatibilizar cargos institucionales y cargos orgánicos”, argumentó Hernández, reacia a renunciar como alcaldesa, cargo que ejerce desde el pasado 13 de junio. Desde entonces gobierna Getafe, la sexta ciudad más importante de la Comunidad, en minoría. “Nos diferencia profundamente que mi candidatura defiende la dedicación exclusiva, del secretario general y de los alcaldes”, subrayó Segovia, en un acto más discreto que el de Hernández. Nueve años después de ser investido alcalde de Parla, Tomás Gómez renunció en octubre de 2008, un año y tres meses después de ser elegido secretario general del PSM, también en un congreso extraordinario.

Carlos Morales también sopesa presentarse

Carlos Morales se ha dado de plazo hasta este jueves para presentarse a la secretaría general del PSM. Las candidaturas de Hernández y de Segovia le han trasladado su interés en que se sume a sus respectivos proyectos. Morales ya se postuló el pasado octubre en el proceso abierto para la elección del candidato autonómico del PSOE a la Comunidad de Madrid. Al igual que César Giner no obtuvo los avales necesarios. Ambos denunciaron la opacidad del PSM, al tener acceso a los secretarios generales de las agrupaciones, pero no a los militantes.

Abogado de 45 años, presidente de honor de la Cámara de Comercio Hispanochilena y militante socialista desde hace 15 años en la agrupación de Chamberí, Morales es partidario, como “principio general”, de la no acumulación de cargos, ni orgánicos ni representativos, ni varios de la misma naturaleza, de modo esencial en los más altos niveles del PSM. También defiende la limitación de mandatos orgánicos y de representación institucional a ocho años con carácter general.

Con una cuidada puesta en escena, en la que se completó el aforo en la sede del PSM, Hernández rechazó ser la candidata del aparato, con un discurso centrado en la defensa de un “proyecto colectivo” y un “liderazgo compartido que representa a toda la militancia”. “No es un proyecto contra nada ni contra nadie, queremos tender puentes, aunar voluntades y a partir de ahora construir un Partido Socialista fuerte y una verdadera referencia para la región”, insistió la aspirante, que la víspera renunció a su puesto en la gestora creada el pasado febrero a raíz de la destitución de Gómez como secretario general tras perder la confianza del secretario general del PSOE, Pedro Sánchez.

“La dirección nacional no ha manifestado públicamente a quién apoya. A mí quienes me interesan son los militantes”, observó Segovia.

La exhibición de fuerza de la regidora de Getafe trasladó el mensaje de que no tendrá problemas en conseguir el 10% de avales, unos 1.500 votos —el PSM ha perdido a la mitad de sus militantes en la última década— necesarios para ser candidata formalmente. Segovia es partidario de que no se exija avales en los próximos congresos, y de que la elección del secretario general se resuelva a doble vuelta (en la primera se presentaría quien quisiera y en la definitiva los dos primeros de la primera votación).

El plazo para recoger los avales requeridos termina el 10 de julio. En caso de haber más de un candidato, los militantes elegirían, por primera vez en primarias, al relevo de Gómez el 26 de julio. El día 31 se conocería la ejecutiva autonómica de la federación socialista madrileña.

Las fechas no convencen a Segovia ni a responsables del PSM, que sí creían necesario celebrar un congreso extraordinario para acabar con la “interinidad” de la gestora que preside Rafael Simancas (aunque quede pendiente el congreso ordinario, después de las elecciones generales). Aun así, Segovia se mostró confiado en que el proceso será “muy limpio y democrático”. “Tenemos que normalizar la disputa democrática dentro del partido”, abundó.

Todo apunta a que el proceso interno del PSM será distendido, a diferencia de la tensión que caracterizó los últimos años de mandato de Gómez. En este sentido, Hernández y Segovia destacaron su buena relación y el respeto que se profesan. La alcaldesa de Getafe manifestó su “más sincero reconocimiento” a Segovia por “su papel y a la aportación que pueda realizar al PSM” en el proceso abierto, mientras recalcaba su “afecto” en lo “personal y político”. “Somos amigos y con Sara sería muy fácil una integración. Si es la elegida, le daré mi apoyo. Seré un militante comprometido para que el partido triunfe”, coincidió el parlamentario autonómico.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram