Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Unió expulsará a los críticos si respaldan la lista de Artur Mas

Espadaler muestra su voluntad de ser candidato el 27-S y ve “inconcebible” que militantes apoyen a otra formación

Ramon, Espadaler, en un momento de la rueda de prensa.
Ramon, Espadaler, en un momento de la rueda de prensa.

El Consejo Nacional de Unió acordó este sábado concurrir a las elecciones del 27-S y tiene claro que no consentirá que militantes del partido expresen públicamente su apoyo a la candidatura de Artur Mas. El sector soberanista, liderado por Antoni Castellà, secretario de Univesidades, y Núria de Gispert, presidenta del Parlament, anunció ese día que se constituirá en la plataforma Herederos de 1931 y que se alineará con la lista del presidente catalán. El colectivo presentará la corriente este jueves y se arriesga con ello a la expulsión. “Obraremos en consecuencia”, ha avisado Ramon Espadaler, secretario general de Unió.

Los Estatutos de la formación democristiana califican de infracción grave que la militancia pueda incumplir los acuerdos de los órganos de gobierno del partido y la sanción abarca desde los tres meses de suspensión de militancia hasta la expulsión. Pero Espadaler ha señalado que ni siquiera hace falta recurrir a esa norma interna para tomar esa decisión: "No me expreso desde los Estatutos. Lo hago desde el sentido común. Sería una deslealtad a Unió y una falta de respeto a los electores. Es inconcebible dar apoyo al candidato de otro partido". El exconsejero de Interior, dimitido tras la crisis de CiU, recordó que el Consejo Nacional de Unió acordó por un 70% de votos a favor participar el 27-S bajo las siglas de Unió. En contraste con la toma de posición del sector soberanista, Espadaler mostró su respeto por la decisión de Joan Rigol, expresidente del Parlament, de abandonar el partido y la ha ensalzado ensalzó por ser un ejercicio de “coherencia”.

El comité de gobierno de Unió ha aprobado también activar la maquinaria electoral de los democristianos. Espadaler ha afirmado que primero quiere comentar a sus compañeros de partido la posibilidad de ser candidato aunque ha recalcado que se siente "muy cómodo" con la posición tomada por su partido en el proceso soberanista."Nuestra oferta es para la ciudadanía que se siente huérfana por que no quiere instalarse en el unionismo ni en la independencia", ha dicho. No está claro aún que papel asumirá en esa campaña electoral Josep Antoni Duran Lleida, presidente del comité de gobierno, aunque este domingo, en una respuesta a un internauta, dijo que “daría la cara” en las elecciones.

Espadaler no ha querido profundizar en la remodelación de Gobierno realizada por Artur Mas y se ha limitado a felicitar a los nuevos consejeros que sustituirán a los tres dimitidos, entre ellos él mismo. Eso si: ha asegurado que Unió garantizará el traspaso de las tres carteras y que los secretarios generales de los departamentos afectados —los de tres de Unió— permanecerán en sus puestos hasta la próxima semana. "No pondremos en crisis los departamentos", ha subrayado. La dirección aguarda que los otros cargos afectados den un paso atrás aunque ya está claro que Castellà no lo dará. La traumática ruptura con CiU ha provocado un terremoto en la formación democristiana que, de entrada, prescindirá de su tradicional escuela de verano, que iba a celebrar eel 18 y el 19 de julio, por una convención programática con vistas a las elecciones.