Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Socialistas, Compromís y Podemos pactan un programa de gobierno

Puig y Oltra, que aspiran a la presidencia, mantienen un primer contacto

Representantes del PSPV-PSOE, Compromís y Podemos durante la negociación.
Representantes del PSPV-PSOE, Compromís y Podemos durante la negociación.

Delegaciones del PSPV-PSOE, Compromís y Podemos ha acordado este lunes, poco después de las 20.15, las bases programáticas de un cambio de izquierdas en la Generalitat Valenciana. El segundo encuentro entre las tres delegaciones (el primero fue el 3 de junio) se ha celebrado en una sala de reuniones del Jardín Botánico de Valencia. Si del primer encuentro fue Compromís el anfitrión, en este era Podemos. La reunión ha durado más de tres horas y ha conducido a un documento de tipo programático, que se hará público el miércoles, alrededor de tres ideas centrales: reconvertir la de la Generalitat en una Administración más austera y eficaz, implantar medidas de choque contra la pobreza y la exclusión social y adoptar iniciativas políticas para reclamar una financiación autonómica justa.

Una conversación de 15 minutos mantenida aparte entre Pasqual Mollà, de Compromís, y Ciprià Ciscar, del PSPV-PSOE, y de este último con dos de los representantes de Podemos sirvió a lo largo de la tarde para desbloquear las conversaciones en momentos de dificultad. Mollà aseguró al término de la reunión: "Se han cumplido los objetivos". A su vez, Ciscar dijo que los acuerdos alcanzados no van contra el objetivo de evitar un mayor endeudamiento de la Generalitat Valenciana, como había advertido por la mañana Ximo Puig. A su vez, Àngela Ballester, de Podemos, apuntó que su formación "puede votar a favor de un gobierno que vaya a aplicar estas líneas programáticas o puede no obstaculizarlo".

Tras la ratificación del documento, en la reunión del miércoles, los negociadores entrarán ya a hablar de quién formará parte del futuro Gobierno valenciano. Allí se hablará de la constitución de la Mesa de las Cortes Valencianas prevista para el jueves y, eventualmente, también de la presidencia del Consell, que PSPV-PSOE y Compromís reclaman.

Ciudadanos acusa a Compromís de "separatista" e intenta sin éxito desbaratar el pacto de izquierdas

La negociación se produjo mientras Ciudadanos trataba de desbaratar el pacto de izquierdas, con un argumento resumido por su líder, Albert Rivera, en un mensaje en Twitter en el que colocaba a Compromís junto a ERC y CiU en el saco de los “separatistas”. Afirmación por la que Enric Morera, dirigente de Compromís, le exigió disculpas al considerarla “calumniosa”. Ciudadanos, a través de su secretario de Organización, Fran Hervías, planteó apoyar a Ximo Puig como presidente de la Generalitat a cambio de que los socialistas apoyaran a su candidato Fernando Giner como alcalde de Valencia en lugar de Joan Ribó, de Compromís, lo que en ambos casos implicaría también al PP en la maniobra. Los socialistas rechazaron tajantemente la posibilidad. “Apoyaremos por coherencia a Joan Ribó aunque nos cueste el apoyo de Ciudadanos a la Generalitat”, indicaron.

El líder del PSPV-PSOE, Ximo Puig, aseguró por la mañana que “esta semana será decisiva” para el pacto de un nuevo Consell, que abra otra etapa tras 20 años de hegemonía del PP. Poco después, en el recinto de las Cortes Valencianas tuvo un encuentro con la líder de Compromís, Mònica Oltra. La conversación, primera de los dos tras la reunión del 1 de junio junto al dirigente de Podemos  Antonio Montiel, no estaba prevista y no trascendió su contenido, pero en ella mantuvo Puig como algo innegociable su aspiración a presidir el próximo Gobierno valenciano, mientras Oltra se reafirmaba en la necesidad de que sea “un Consell de 55”, en referencia a los parlamentarios que suman el PSPV-PSOE (23), Compromís (19) y Podemos (13).

Oltra insiste en que Podemos no se limite a un apoyo parlamentario al Consell sino que se incorpore a él. La entrada en ese Gobierno es algo que Montiel, líder valenciano de Podemos, y el propio dirigente estatal del partido, Pablo Iglesias, ya han advertido de que solo se producirá si la presidenta es Oltra. Los socialistas interpretaron el encuentro como un primer paso para desbloquear la situación creada por la aspiración de ambos, Puig y Oltra, de lograr la presidencia.

El próximo jueves se constituyen las Cortes Valencianas, lo que aclarará ya algunos aspectos del posible pacto. Puig se mostró dispuesto a que Compromís (el “socio prevalente” del Gobierno, dijo) tenga la presidencia de la Cámara, pero la coalición valencianista y de izquierdas no quiere que ese hecho condicione las aspiraciones de Oltra a la presidencia y prefiere, en principio, renunciar a presidir el parlamento valenciano.