Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 24-M y el calendario electoral refuerzan la continuidad de Iceta

Casi todas las familias del PSC creen que, con las autonómicas y las generales a la vuelta de la esquina, sería casi un suicidio abrir el melón sucesorio

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta.
El primer secretario del PSC, Miquel Iceta.

Miquel Iceta seguirá liderando el PSC y se da por hecho que será el candidato socialista a la Generalitat. Casi todas las familias del partido creen que, con las autonómicas y las generales a la vuelta de la esquina, sería casi un suicidio abrir el melón sucesorio en el socialismo catalán. El propio Iceta no tiene intención de arrojar la toalla a no ser que surja una alternativa que, de momento no se atisba. “Conozco bastante bien a mi partido y el número de suicidas es muy bajo”, explica de manera irónica el primer secretario del PSC para referirse a la posibilidad de tener contrincante en las primarias del 26 de julio.

En estas primarias, los socialistas catalanes eligirán al candidato a encabezar las listas para la presidencia de la Generalitat. Si sólo concurre Iceta no habrá primarias, lo mismo que puede suceder en el PSOE si solo Pedro Sánchez aspira a ser candidato a la Moncloa. Y es muy probable que suceda lo mismo para encabezar la lista de Barcelona a las generales, cuyo candidato acabará nombrando la dirección del PSC si no hay más de una opción.

“Yo cumpliré mi compromiso de llevar el partido al congreso ordinario y de aguantar en las autonómicas. Después ya se verá”, explica Iceta. El cónclave socialista debería celebrarse a finales de año, pero si las generales son en noviembre es probable que se aplace a enero.

Entonces el panorama será otro y podría emerger un nuevo liderazgo como el de Núria Parlón, reforzada tras la mayoría absoluta conseguida el pasado domingo en Santa Coloma, donde seguirá como alcaldesa. Mientras tanto, se descarta que dé un paso al frente.

Otra cosa distinta será en qué condiciones estará el PSC entonces. “Vamos derechos al matadero si se queda Iceta como candidato a la Generalitat”, asegura un miembro de la ejecutiva. La dirección también tiene asumido que los 20 diputados del Parlament pueden verse notablemente reducidos, aunque se valora que será un grupo cohesionado porque los socialistas dan por atajada la sangría de bajas de los últimos años.

 Antón Costas

Frente a este escenario, en algunos círculos socialistas empieza a barajarse la idea de buscar un “Gabilondo catalán” como candidato a la Generalitat e incluso se propone el nombre de Antón Costas, presidente del Círculo de Economía. Se trataría de encontrar un candidato transversal que agrupara a las diversas familias y atractivo para la ciudadanía, como ha ocurrido en la Comunidad de Madrid con el exministro Ángel Gabilondo. Iceta asegura que esa alternativa se antoja inviable “porque no hay tiempo” y han de cumplirse unos trámites de designación y consulta a la militancia.

La previsión del PSC es que el próximo Parlament quedará muy fragmentado y se producirán “grandes turbulencias políticas”, en opinión de Iceta, por lo que será importante disponer de un grupo parlamentario cohesionado. Y en esta tesitura, el PSC saca pecho y entiende que el 24-M puso unos cimientos para aguantar el proyecto político cuatro años más desde el municipalismo, la baza que siguen conservando los socialistas, pese al pésimo resultado en Barcelona.