Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Carmena critica la corrupción; Aguirre le acusa de liberar a etarras

El segundo debate municipal enfrenta a las candidatos de Ahora Madrid y Ciudadanos con los cabeza de lista del PP y el PSOE

Debate Telemadrid: Aguirre, Carmena, Morcillo, carmona, Villacís y Ortega-Smith.
De izquierda a derecha: Aguirre, Carmena, Morcillo, carmona, Villacís y Ortega-Smith.

Los candidatos a la alcaldía de Madrid han celebrado esta noche la segunda ronda de debates en Telemadrid, siete encuentros cara a cara en los que Esperanza Aguirre (PP) y Antonio Miguel Carmona (PSOE) se han enfrentado por turnos a Manuela Carmena (Ahora Madrid) y Begoña Villacís (Ciudadanos). También ha participado, por orden de la Junta Electoral, Javier Ortega-Smith (Vox).

El lunes se enfrentaron entre sí los candidatos de PP, PSOE, IU (Raquel López) y UPyD (David Ortega), en unos debates centrados en la corrupción y en los que Aguirre recibió la censura unánime del resto de partidos. El miércoles se verán Ciudadanos, Ahora Madrid y Vox con UPyD y IU hasta completar 21 encuentros cara a cara, un formato impuesto por Aguirre a través de Telemadrid.

Esperanza Aguirre contra Manuela Carmena

El debate más esperado de la noche, porque ambas encabezan las encuestas y se encuentran en las antípodas ideológicas, ha sido el de Esperanza Aguirre y Manuela Carmena. La candidata de Ahora Madrid inició su intervención recordando que un vecino le había dicho: “Decís muchas cosas bonitas, pero llevo tanto tiempo oyendo cosas bonitas que no se han cumplido…”. “Lo importante no es lo que se dice sino lo que se hace, tenéis que indagar sobre el pasado de los candidatos”, añadió Carmena, que le preguntó a Aguirre: “En todo ese tiempo que has pasado en la Comunidad de Madrid, ¿qué has hecho para mejorar la situación en la colonia de Villaverde?”.

“Podemos, el PSOE e IU se presentan con un único programa: que yo no vaya a la alcaldía”, le replicó Aguirre. “Usted da muchos abrazos, es muy buena, pero no hemos visto su programa”, espetó a Carmena. Y añadió: “Para llegar a ese objetivo aplican lo que aplican los totalitarios, la mentira y el disfraz. ¿Qué es lo que usted piensa hacer, además de ser buena, muy buena, buenísima? Porque todos somos buenos... ¿Por qué dice usted que los etarras han sufrido mucho?”.

Carmena le respondió: “Es de poco rigor intelectual, y yo sé que eres una mujer inteligente, me da pena que te veas obligada a decir cosas que no son serias sino verdaderas simplezas. Todo el mundo sabe que llevo luchando por la democracia y la libertad toda mi vida”. Finalmente, Aguirre respondió a la pregunta inicial: “En Villaverde he tenido la enorme satisfacción de llevar el metro y hacer un instituto”.

Sobre regeneración democrática, Aguirre aseguró: “El estado del bienestar no se mejora con camisetas de colores o actitudes folclóricas, sino trabajando por los demás, que es lo que he hecho toda mi vida. Usted no tiene el monopolio de la compasión”. “Esperanza, intentas que no se hable de tu gestión política, haces unos reproches como si yo no fuera demócrata”, respondió Carmena. Y añadió: “Nuestra democracia está enferma, los ciudadanos están alejados de los políticos por la corrupción, que se da la circunstancia de que se ha desarrollado en tu gobierno. Has buscado personas que han sido claves en las estructuras de corrupción, ya estaban metidas en ellas cuando tú las seleccionaste. No comprendo que, habiéndonos hecho tanto daño, quieras seguir gobernando. Tu manera de trabajar ha sido la que ha conseguido esas estructuras de corrupción. ¿Cómo no vas a tener responsabilidad? Era tu gobierno, tu equipo, tú eres responsable. Te digo de verdad: no sigas, ya has hecho mucho daño, no debes seguir”.

“Los que dicen que el sistema está corrupto mienten, hay corruptos, pero lo que hay que hacer es juzgarlos”, respondió Aguirre. “Corruptos hay en todos los ámbitos de la vida”, añadió la candidata del PP, sacando a colación la actuación en sus negocios privados del marido de su rival. “Qué pena me da que utilices las descalificaciones, qué pena me da que no seas capaz de hablar de política, pero yo si lo voy a hacer. Me sorprende mucho tu actitud de no reconocer el daño que has hecho a nuestra democracia. Desgraciadamente, sabes que cuando alguien dirige un equipo es responsable de lo que hace su equipo, otra cosa es que no lo quieras asumir”, añadió la juez, que también afeó a su rival que descalificara ayer a la candidata de IU, Raquel López, por “no tener estudios”.

Aguirre concluyó afirmando que en la lista de Ahora Madrid “hay incluso abertzales”, y acusó a la exjuez de haber liberado “a una persona del Grapo condenada a 46 años, a un etarra que al día siguiente dijo que no se arrepentía de sus atentados,” además de ser asesora del gobierno vasco a las víctimas de abusos policiales. “Pienso que tendría que dedicarse un poquito más a las víctimas del terrorismo”, zanjó Aguirre.

Esperanza Aguirre contra Begoña Villacís

La candidata de Ciudadanos, Begoña Villacís, inició su debate con Esperanza Aguirre (PP) criticando la situación de Madrid, que en su opinión  “no puede ser peor”. Achacó la caída de población de los últimos años en la capital a la “asfixia” de la presión fiscal, a que “la limpieza brilla por su ausencia” y a que “los servicios han caído en picado”. La candidata del PP respondió con ímpetu, cuestionando incluso que Villacís se hubiera leído su propio programa (“lo he hecho yo misma”, le replicó ella, a lo que Aguirre insistió: “Me sorprendería”). “Creía que este debate iba a ser interesante porque Ciudadanos estaba fuera de la coalición encabezada por Podemos que quiere cambiar el sistema, y mucha gente cree que estamos condenados a entendernos”, aseguró Aguirre. A continuación, quiso resaltar las “diferencias” entre ambas: “El equipo y el programa”.

Ambas coincidieron en la necesidad de bajar los impuestos municipales: Villacís le afeó a Aguirre que el PP los hubiera subido, y la candidata del PP le pidió que no le echara la culpa de lo hecho por otros alcaldes, en referencia a Alberto Ruiz-Gallardón (2003-2011) y Ana Botella (2011-2014). La candidata de Ciudadanos presumió de que su equipo ha sido elegido en primarias, y de transparencia, puntualizando que su rival no la ejercitó como promete ahora cuando era presidenta regional (2003-2012).

“Lo siento, de verdad, no le voy a dedicar mucho tiempo, pero se le fueron muchos millones antes de que usted se diera cuenta de lo que pasaba”, dijo Villacís en referencia a la corrupción en el gobierno regional presidido por Aguirre. “Yo me responsabilizaré de lo que haga la gente que está alrededor de mí”, añadió. Por lo demás, ambas candidatas coincidieron en la necesidad de reducir la estructura municipal y de incrementar las competencias de los distritos. Aguirre tendió puentes con Villacís desgranando sus propuestas en promoción del deporte y de la bicicleta. “Estoy segura de que nos pondremos de acuerdo en muchísimas cosas”, añadió, mientras su rival asentía con la cabeza.

Antonio Miguel Carmona contra Begoña Villacís

El debate entre Villacís y el candidato del PSOE Antonio Miguel Carmona se ha caracterizado por la competencia sobre quién lucha con más ahínco contra la corrupción, y por diferencias sobre las cuentas del Ayuntamiento. La aspirante de Ciudadanos ha preguntado a su rival “cuántas veces ha denunciado la corrupción de su partido en los juzgados”. “Hay partido más corruptos y menos corruptos. Ustedes han tenido más tiempo en el gobierno, cuando uno lleva mucho tiempo en las instituciones, tiene más riesgo”, ha añadido. Carmona ha presumido de “haber denunciado más veces la corrupción, en la Asamblea regional y no en platós de televisión”.

Vox, del aborto a “la casa común”

Javier Ortega-Smith (Vox) se midió con Esperanza Aguirre (PP), a la que afeó los “25.000 abortos, un 30% financiados por la Comunidad”, que se hicieron en 2009, dijo, cuando ella era presidenta regional. Aguirre atribuyó la aparición de Vox (en 2013) a “los errores del PP”, y lamentó “enormemente que José Antonio Ortega Lara [uno de sus promotores] y María San Gil [expresidenta del PP vasco] dejaran de ser referencias” de su partido. “Pero sigo creyendo que, con todos sus defectos, algunos graves, el PP es el único antídoto contra los nuevos bolivarianos, para defendernos del totalitarismo y el socialismo. No es el momento de fundar otro partido. Les pido que vuelvan a la casa común. El voto que va a Vox es como si fuera a Podemos”, dijo Aguirre. Ortega-Smith respondió: “El voto de Vox va a ser el más útil porque a lo mejor le hace cumplir sus compromisos”.

El candidato de Vox no debatió con sus homólogos de PSOE e IU, sino con la número dos socialista, Purificación Causapié, y con el número cinco de IU, Daniel Morcillo.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información