Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Eliminaremos las viceconsejerías”

Ignacio Aguado, candidato de Ciudadanos a la Asamblea, reducirá a seis las consejerías y eliminará el 25% de las direcciones generales

El candidato de Ciudadanos a la Asamblea, Ignacio Aguado, durante la entrevista. Ampliar foto
El candidato de Ciudadanos a la Asamblea, Ignacio Aguado, durante la entrevista.

Ignacio Aguado (Madrid, 1983) es una nueva cara en el panorama político madrileño. Este licenciado en Derecho y en Administración y Dirección de Empresas es el candidato de Ciudadanos a la Asamblea de Madrid.

Pregunta. ¿De quién se siente más cerca de Gabilondo o de Cifuentes?

Respuesta. De ninguno sinceramente. Creo que forman de dos partidos políticos que no han sabido leer lo que demandaba la sociedad y, como consecuencia de su incapacidad para leer lo que demandábamos, han surgido partidos políticos como Ciudadanos. Yo hubiera preferido haberme quedado en casa, seguir en el sector privado. Tanto PSOE como PP son culpables de que miles personas como yo hayan dado ese paso al frente y hayan decidido participar en política. Han visto que lo que había no resolvía los problemas.

P. En caso de tener con pactar, ¿cuál prefiere?

R. Si no gobernamos y aún nos quedan 12 días y hay tiempo de por medio para poder gobernar y ser la lista más votada, pactaremos con aquellos partidos que se acerquen a nuestro programa electoral. Creo que es un cambio de paradigma en política. Hay que hacer pedagogía para explicárselo a los madrileños que esto ya no va de pactar sillas o consejerías, sino de pactar programas. Ese va a ser nuestro proyecto, nuestro ideario y nuestro programa. En la medida en que haya partidos que se acerquen a esto, encantado de pactar. Si buscan otro tipo de pactos, que no cuenten con nosotros.

P. ¿Ciudadanos de quién está más cerca, del PP o del PSOE?

R. A día de hoy, de ninguno. Porque un PP infestado por la corrupción, donde cada mañana nos sorprenden con un nuevo imputado, con más de 40 municipios afectados en la Comunidad de Madrid por un desfalco y un fraude a las arcas de los madrileños de más de 500 millones de euros. Eso es lo que se ha recortado en educación en la región. Ahí hay un dato importante. Si esta gente hubiera controlado a sus cargos públicos y no hubieran aceptado la corrupción, quizás no habría que haber recortado la educación en 500 millones.

P. ¿Ciudadanos puede ser el partido bisagra?

R. Yo espero ser el partido de gobierno. No me gusta ser ni muleta ni bisagra de nadie. No creo que estemos en un momento político de coaliciones. Estamos en un momento en el que habrá un gobierno en minoría. Creo que nuestra labor, si no obtenemos la mayoría, será marcar una regla de juego y exigir a ese gobierno en minoría que, si quiere nuestro apoyo, se acerque a nuestro programa.

P. ¿Puede hacer su programa con la deuda que arrastra la Comunidad de Madrid?

R. Nuestro programa no se basa en aumentar la deuda. Todo lo contrario. Se basa en poner coto a la corrupción,y medidas que aumenten la transparencia y la corrupción, que eso es coste cero o incluso un ahorro como reducir de 129 a 101 los diputados de la Asamblea de Madrid. Las medidas económicas que proponemos suponen unos 100 o 150 millones, una cantidad pequeña en comparación con el presupuesto de la Comunidad de Madrid. Todo lo demás se puede hacer sin aumentar la deuda.

P. ¿Qué le parece la sanidad ahora mismo en la Comunidad de Madrid?

R. Pues que no tenemos un modelo y, si no tienes un modelo, es complicado hacer políticas. Si no sabes a dónde quieres ir no sabes qué te espera y lo que queremos es dar certidumbre a los madrileños. Queremos un modelo en concreto que pasa por no seguir privatizando ni por estar pendientes de por la mañana si se ha privatizado un hospital, dos o diez, sino que se puede gestionar bien, eficaz, desde lo público. Creo que la privatización es una herramienta en manos de los políticos, pero que debe ser residual, nunca la manera habitual. Eso de privatizar lo hace cualquiera y es lo que han estado haciendo los gobiernos del PP durante los últimos años.

P. ¿Cuál va a ser su proyecto estrella?

R. No soy muy partidario de proyecto estrella. No me gusta la foto ni cortar bandas. No me gustaría que me recordaran por ser el cortabanditas. Creo que en el proyecto de la Comunidad de Madrid tenemos que gestionar y gestionar bien, desde la humildad y desde la convicción de que lo que hacemos es lo que quieren los madrileños. Eso pasa por acabar con la corrupción, con fijar un modelo económico y por apuntalar los servicios públicos.

P. Habla de acabar con la corrupción. ¿Cómo lo piensa hacer?

R. Lo primero predicando con el ejemplo. Somos el único partido en España que en sus estatutos recoge que no puede haber imputados por delitos de corrupción en sus listas para cargos públicos. Luego, exigiendo transparencia en la Asamblea de Madrid publicando todo el gasto que vamos a tener, no solo el gasto de subvenciones, de dietas, con quién nos vamos a reunir y para qué. Es decir, luz y taquígrafos para todos. En la Comunidad de Madrid no creo que ni haya un solo papel que no pueda ser público, que los ciudadanos no puedan conocer. Transparencia absoluta de todo, de contratos, de memorias explicativas, informes económicos que son los que tienen que justificar esos contratos y que lamentablemente en los últimos años no se han publicado.

P. ¿Reduciría el número de consejerías?

R. Sí. Lo primero es hacer una auditoría a nivel integral. Como cualquier director general que entra en una empresa, y más de las dimensiones de la Comunidad de Madrid, es saber cómo está la situación real. Y todo eso a nivel económico, de procesos y de funciones. A partir de esa foto, empezar a ver deficiencias, fallos,… Creemos, después de haber consultado a algunos expertos, que podemos reducir dos consejerías sin problemas. La Consejería de Empleo y Turismo se puede incluir en la de Economía y creemos que Medio Ambiente e infraestructura deberían ir juntas. Luego hay muchas opciones, muchas maneras de combinarlo. Creemos que no tiene sentido ocho consejerías en la Comunidad de Madrid. Nosotros barajamos seis para ser prudentes. Además, eliminaríamos las viceconsejerías. Creemos que es una figura para colocar a amigos y a políticos a dedo y que no tiene una función real. Creemos que la interlocución tiene que ser entre el consejero y sus directores generales. Luego proponemos una fusión al menos del 25% de las direcciones generales. Esa es la idea inicial.

P. El ser tan jóvenes, ¿les puede favorecer o perjudicar?

R. Creo que la juventud en sí mismo no es ni una virtud ni un defecto. Si pensamos en los líderes que protagonizaron la transición en España eran jóvenes. Felipe González tenía menos de 30 años. Es decir, la juventud puede ser buena o mala en función de cómo te hayas preparado y la experiencia que hayas acumulado, la experiencia. En nuestro caso, lo vemos como una fortaleza.

P. ¿Se cree un Felipe González para Madrid?

R. No, tampoco hay que exagerar. No me siento identificado con ningún líder político. Admiro a muchos por unas cosas o por otras, pero no me gusta buscar similitudes. Yo soy yo mismo y me gustaría hacer las cosas a mi manera, con mi equipo y siendo fiel al programa de Ciudadanos.

P. El no presentarse en Móstoles, ¿les puede pasar factura?

R. Hemos intentado por todos los medios que esa lista fuera válida, pero lamentablemente no ha sido así. Esperamos que los ciudadanos entiendan que hemos hecho todo lo posible y que tienen la opción de votarnos a nivel autonómico. Desde luego ha sido un revés porque es una ciudad en la que nos gustaría tener una lista fuerte, que la teníamos pero por temas que no dependen de nosotros no hemos podido presentar la lista ahí.

P. Todo su discurso es en positivo. ¿No van a hacer críticas a sus contrincantes?

R. No, la liga del navajeo que no me espere. Estoy cansado del navajeo, y del y tu más, y de la crítica constante. Ya sabemos dónde estamos. Somos mayorcitos para saber qué es lo que ha pasado, quiénes son los que nos han traído hasta aquí y que opciones hay para salir de este pozo. Vamos a intentar ser constructivos, con altura de miras, proponiendo, construyendo, intentando poner en valor las cosas que llevamos en nuestro programa electoral y haciendo valer nuestras propuestas y nuestra forma de hacer la política.

P. Las encuestas les dan bien, ¿no?

R. Yo estoy muy contento. Son encuestas y hay que ser prudentes. La encuesta válida es la del 24 de mayo, pero incluso en la del CIS multiplicamos por cuatro la intención de voto en los tres últimos meses. En la de Madrid, hemos pasado de no aparecer a tener en enero a tener un 16% en la última y eso que la encuesta se hizo hace un mes sin tener en cuenta todos los casos de corrupción que han ido apareciendo. Soy muy optimista. Creo que podemos gobernar la Comunidad de Madrid en los próximos cuatro años y ese va a ser mi objetivo en los próximos días.

P. ¿Publicará su declaración de la renta y de patrimonio cuando llegue a la Comunidad de Madrid?

R. Sí. Yo creo que cuando haces las cosas bien no hay ningún problema. Y mi equipo también. Es una condición de transparencia básica, tanto cuando llegas como cuando te vas. Exigiré que el resto de formaciones también lo hagan.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram