_
_
_
_

Las víctimas del metro lamentan que el PP no haya zanjado la tragedia

La asociación firma un pacto con seis partidos para “reparar” a los afectados

Ignacio Zafra

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo

¿Quieres añadir otro usuario a tu suscripción?

Si continúas leyendo en este dispositivo, no se podrá leer en el otro.

¿Por qué estás viendo esto?

Flecha

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo y solo puedes acceder a EL PAÍS desde un dispositivo a la vez.

Si quieres compartir tu cuenta, cambia tu suscripción a la modalidad Premium, así podrás añadir otro usuario. Cada uno accederá con su propia cuenta de email, lo que os permitirá personalizar vuestra experiencia en EL PAÍS.

En el caso de no saber quién está usando tu cuenta, te recomendamos cambiar tu contraseña aquí.

Si decides continuar compartiendo tu cuenta, este mensaje se mostrará en tu dispositivo y en el de la otra persona que está usando tu cuenta de forma indefinida, afectando a tu experiencia de lectura. Puedes consultar aquí los términos y condiciones de la suscripción digital.

Cientos de personas acudieron a la concentración de este domingo de las víctimas del metro en Valencia.
Cientos de personas acudieron a la concentración de este domingo de las víctimas del metro en Valencia.José Jordán

La Asociación de Víctimas del Accidente de Metro del 3 de Julio lamentó ayer, en su última concentración mensual antes de las elecciones del 24 de mayo, no haber logrado alcanzar un compromiso con el Gobierno del PP para zanjar su reivindicación de obtener “respuestas” sobre las causas del siniestro y la adopción de "medidas" que contribuyan a evitar una tragedia similar a la que en 2006 costó la vida a 43 personas y dejó heridas a 47.

La presidenta de la asociación, Beatriz Garrote, anunció que hoy firmarán un acuerdo con seis partidos de la oposición, socialistas, Compromís, Esquerra Unida, Podemos, Ciudadanos y UpyD, para que en caso de que formen parte de un nuevo Gobierno autonómico se comprometan a "reparar" a las víctimas, realizar las inversiones para incrementar la seguridad y actuar con transparencia.

La asociación, que recibió el apoyo de cientos de personas en la plaza de la Virgen de Valencia, hizo un repaso a los casi nueve años transcurridos desde que el convoy de la Línea 1 de Metro Valencia formado por las unidades 3736 y 3714 descarriló entre las estaciones de Plaza de España y Jesús. Destacó el dolor y la “invisibilidad” en el arranque de sus movilizaciones, el apoyo social que recibieron tras la aparición de su caso en el programa de televisión Salvados, la reapertura de la causa judicial en la Audiencia de Valencia, la presentación del caso ante las instituciones europeas y la constancia con la que muchos ciudadanos los han acompañado el día 3 de cada mes en “la plaza”.

Garrote recordó que el expresidente valenciano Francisco Camps abandonó el cargo en 2011 sin haber recibido a la asociación. Y criticó que su sucesor, el jefe del Consell, Alberto Fabra, pese a haberse entrevistado con ellos no se haya movido de posiciones que la asociación de víctimas considera “deshonestas”. Entre ellas, que la comisión de investigación sobre los hechos celebrada en las Cortes Valencianas en agosto de 2006 fue correcta; la cobertura informativa de Canal 9 resultó objetiva y amplia; la Generalitat colaboró con la magistrada instructora del caso, y el Consell no ofreció ayuda “en el ámbito privado” a las familias alcanzadas por la tragedia a cambio de que aplacasen sus críticas.

“Negarnos la realidad que hemos vivido y sufrido es o muy estúpido o muy perverso”, opinó Garrote. La presidenta de la asociación de víctimas afirmó que les queda “la espina” de no haber podido “solucionar” la discrepancia con el Ejecutivo valenciano. Pero atribuyó esa distancia a sus interlocutores. “Nosotros hemos hecho todo lo que estaba en nuestra mano”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

Sobre la firma

Ignacio Zafra
Es redactor de la sección de Sociedad del diario EL PAÍS y está especializado en temas de política educativa. Ha desarrollado su carrera en EL PAÍS. Es licenciado en Derecho por la Universidad de Valencia y Máster de periodismo por la Universidad Autónoma de Madrid y EL PAÍS.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_