Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cine sin palomitas a la hora del té

La actriz organiza con sus amigas una tertulia estilo ‘british’ en pleno Madrid y se chupa los dedos con un buen ‘tataki’ de atún

La actriz barcelonesa Úrsula Corberó en la tienda de ropa Ursulolita.
La actriz barcelonesa Úrsula Corberó en la tienda de ropa Ursulolita.

1. Miyama. Si te gusta la comida japonesa, este es el sitio. Todo está delicioso. Hacen un tataki de atún con cítricos para chuparte los dedos. El sushi y el sashimi lo hacen increíble, y la anguila de allí está espectacular. También tienen platos personalizados, por ejemplo un tataki con puerros increíble. Es un sitio muy tranquilo, para ir con tu pareja o en plan relax, no es para llevarte a tu grupo de amigos. No es barato, pero para quien quiera darse un lujillo puntual, merece la pena. (Flor Baja, 5)

2. Casa Julián. Y sigo con restaurantes. Es lo que tiene responder este cuestionario a la hora de comer. Su especialidad es la carne a la piedra, la traen de Holanda y está increíble. La sirven con unas patatas fritas caseras buenísimas. Aconsejo pedir también la ventresca con tomate, fundamentalmente por el tomate: es el mejor que he probado desde que llegué a Madrid. (Ramón de la Cruz, 12)

3. El final de la casa de Campo, casi tocando Somosaguas. Vivo cerca, y es una zona muy amplia que me da mucha sensación de libertad. Yo vengo de un monte al lado de la playa, y a veces me agobio un poco en Madrid, hay demasiado cemento por todas partes, echo en falta que haya más árboles y zonas verdes. Por eso vengo mucho a este sitio a correr o a pasear con Lolita, mi perra. Es como escaparte de Madrid sin salir de Madrid.

Anclada a Madrid

La barcelonesa Úrsula Corberó (25) empezó su carrera de actriz en la televisión catalana, pero no tardó en dar el salto al cine, al teatro… Y a Madrid. Ahora tiene en cartel el taquillazo Perdiendo el norte, estrena Cómo sobrevivir a una despedida el 24 de abril y graba la serie Anclados de Telecinco.

4. Living in London. Es un local al lado del otro. En uno, venden cosas para el hogar, todo con mucho sabor londinense. El de al lado es una tetería donde también sirven menús. Es un sitio muy pequeño con mesas diminutas, tendrá capacidad para no más de 15 personas. Hacen unos tes increíblemente buenos y unos pasteles que te caes de culo. La tarta sacher, la de zanahoria, la de queso… No sé con cuál me quedaría. Es un sitio para estar en petit comité, suelo ir con mis amigas a tomar el té, como si fuéramos un grupo de ancianitas inglesas. (Santa Engracia, 4)

5. El parque de Atenas. Es unos de mis sitios preferidos para ir a pasear por el día y desconectar un poco. En verano abren la Terraza Atenas, y no hay nada mejor que tomarte allí un buen gin tonic una noche calurosa, tirada en la hierba con amigos, escuchando la buena música que pinchan.

6. Teatros del Canal. Estuve viendo hace poco la obra Dos peor que uno y la verdad es que me impresionó cómo es este teatro por dentro. Es enorme, la decoración es increíble y la iluminación logra que te encuentres en un entorno precioso. No lo conocía, y me dejó muy sorprendida. (Cea Bermúdez, 1)

7. Cines Renoir Plaza de España. Son mis salas favoritas. Por un lado por la programación, mucho cine independiente que no suelen proyectar en otros sitios. Pero también me encanta que no dejen meter palomitas. Yo soy muy palomitera porque no lo puedo evitar, así que en este cine sé que, aunque quiera, me limitaré a sentarme y a ver la peli. (Martín de los Heros, 12)

8. Plaza de la Paja. Me encanta tomarme algo en alguna de sus terrazas, porque se allí hay un ambiente muy especial, con gente de todo tipo, me transmite buenas sensaciones. Tanto, que no solo voy cuando hace buen tiempo, y a veces me pelo de frío allí sentada con mi café; pero me compensa.

9. Los jardines de Sabatini. Sé que es un sitio típico, pero para mí fue especial durante una época de mi vida. Iba allí a estudiar los guiones de La República, la serie de Televisión Española, que ha sido muy importante para mí. Me tiraba en la hierba a mi bola con los papeles, con la brisa que llegaba de la sierra, y la verdad es que me sentía muy feliz.

10. Ursulolita. Esta tienda la lleva mi madre, el nombre es el que uso en las redes sociales. Es unos de los sitios con los que más me identifico en Madrid porque la ropa que vende es justo lo que yo soy: variada, con un punto bohemio. (Claudio Coello, 81)

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram