Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

UPyD Madrid se parte en dos bloques a favor y en contra de Rosa Díez

De Velasco deja la dirección nacional porque el partido “ha perdido el rumbo”

Luis de Velasco en la Asamblea de Madrid el pasado septiembre.
Luis de Velasco en la Asamblea de Madrid el pasado septiembre.

UPyD en Madrid se ha partido. Dos bloques, unidos políticamente pero separados en cuanto al futuro y la gestión de la formación, se reparten el poder en el grupo municipal de la capital y en la Asamblea de Madrid.

Luis de Velasco, portavoz de UPyD en el Parlamento regional y miembro del consejo de dirección del partido, ha entregado hoy lunes una carta a su presidenta nacional, Rosa Díez, en la que manifesta que deja el máximo órgano de dirección porque el partido “está tomando un rumbo equivocado”. De Velasco, referente de la formación en Madrid y que no volverá a presentarse a las elecciones regionales debido a su edad (74 años), ha pedido la dimisión de todo el consejo y, “por coherencia”, presentó la suya. “Vamos a desaparecer. Díez se equivoca y está en una burbuja”, señala en referencia a la negativa de la líder a llegar a un acuerdo con Ciudadanos.

El portavoz magenta cree que Díez “no se da cuenta de lo que la gente opina”. Por ello, exige que se haga “una consulta entre afiliados y simpatizantes”. “No hay peor ciego que el que no quiere ver”, señaló a EL PAÍS. “Vamos directamente al suicidio”, indicó.

El consejo de dirección de UPyD está formado por 21 miembros. De momento, ya han dimitido nueve. Si lo hiciesen dos más, el partido estaría obligado a formar una gestora.

El líder del grupo en la Asamblea dice que el partido “va a desaparecer”

Sin embargo, Ramón Marcos, candidato del partido a las próximas elecciones regionales, sostiene que “Ciudadanos es la marca blanca del PP”. “No se puede cambiar de proyecto en virtud de los resultados electorales. “Luis [de Velasco] es mi amigo y estamos pagando nuestros aciertos, por oponernos al bipartidismo, por denunciar lo ocurrido en Bankia, por los conciertos económicos injustos. Somos culpables de querer una Administración distinta”, asevera. “Hay que defender el proyecto [de UPyD]. Luis me va a apoyar. No hay diferencias. Hay que llegar hasta el final sin complejos y sin atajos”, añade Marcos, que recuerda a renglón seguido que el consejo político del partido respaldó la gestión de Diez el sábado pasado.

El grupo de UPyD en el Ayuntamiento de Madrid ilustra también esta división y, sobre todo, la profunda inquietud que la crisis del partido ha provocado entre sus cargos electos.

El líder municipal y cabeza de lista en las elecciones del 24 de mayo, David Ortega, aseguró el jueves que Rosa Díez “tiene una responsabilidad” por los malos resultados de los comicios andaluces (UPyD no obtuvo representación en el Parlamento autónomo) “y tiene que asumirla”. La conminó así a “valorarlo” y a “pensar mucho” en cuál sería su siguiente paso porque sólo ella, afirmó, tiene “la varita” para solventar esta crisis. Ortega apostó, además, porque la líder de su partido diera “un paso lateral”, lo que se traduciría en su opinión en anunciar la convocatoria de primarias de cara a las elecciones generales de final de año, y a renunciar a presentarse como candidata.

Ortega había puesto sus esperanzas para resolver la crisis al consejo político que celebró el sábado, y del que finalmente no surgió la solución que él esperaba: Díez se comprometió únicamente a convocar un congreso extraordinario después de las elecciones municipales y autonómicas. “Dimitir sería lo fácil para mí”, aseguró. Logró el respaldo del 67% del consejo. De un posible acercamiento a Ciudadanos, la clave de esta crisis (el sector crítico le culpa de haber rechazado tantear una alianza con ese partido), nada de nada. “Una parte importante de la ciudadanía lo demanda”, dijo Ortega.

El candidato a la Comunidad señala que “no se puede cambiar el proyecto”

Preguntado hoy al respecto por EL PAÍS, insistió en que “el sábado se tomó una decisión democrática”. “Ahora sólo estoy centrado en mis propuestas a los madrileños”, añade Ortega.

Frente a su oposición, el número dos en la lista municipal, Jaime de Berenguer, ha apoyado públicamente de forma cerrada a Díez, y ha achacado la crisis a “ataques” externos. “En gran medida, el ataque a UPyD tiene que ver con su éxito en amenazar el statu quo desde la moderación y la inteligencia de sus propuestas”, ha dicho hoy. Hace unos días, arremetía contra los medios: “Alguien debería sumar el número de horas y artículos en prensa, radio y TV dedicado el último año a denigrar a Rosa Díez y hacerla caer”. Su apoyo a la líder nacional es incondicional: “Con los años se estudiará en las facultades la ignominiosa campaña para matar UPyD como proyecto político y las consecuencias que tuvo”.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información