Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP anuncia ahora que votará en contra de la investidura de Díaz

La socialista citará en San Telmo a la oposición y a los agentes sociales

Díaz, tras inaugurar las nuevas instalaciones de un instituto en Pilas. Ampliar foto
Díaz, tras inaugurar las nuevas instalaciones de un instituto en Pilas. EFE

Con el Partido Popular que no cuenten “en ningún tipo de alianza” para la investidura de la socialista Susana Díaz como presidenta de la Junta. El principal partido de la oposición andaluz despejó este martes de manera clara cuál será su posición de partida y final en esa elección, que no se producirá hasta finales del mes de abril. Dejar gobernar la lista más votada, como se comprometió el candidato popular, Juan Manuel Moreno, y el propio Mariano Rajoy en la campaña significa que el PP no buscará apoyos de otras formaciones para impedir que gobierne el PSOE, la formación que más votos obtuvo el pasado domingo.

El portavoz parlamentario del PP, Carlos Rojas, lo especificó este martes, después de que el día anterior en la junta directiva regional la dirigente malagueña y diputada electa Esperanza Oña pidiera expresamente una aclaración de qué es lo que significaba dejar gobernar a la lista más votada y mostrara su rechazo a que los parlamentarios populares permitieran con su abstención la investidura de Díaz. En esa cita, Moreno especificó su posición.

Dirigentes del PP entienden que durante la campaña se ha podido dar un mensaje confuso al respecto porque las cábalas que manejaban los populares sobre los resultados eran distintas de los que finalmente han sido. El PP creía que la irrupción de Ciudadanos sería mucho menor de la que ha sido y que tampoco IU sumaría escaños suficientes para apuntalar a los socialistas. Sus previsiones pasaban por un estreno mucho más contundente de Podemos en la Cámara andaluza y en poder de la única llave para permitir la investidura de la candidata socialista. En ese escenario es en el que el PP no descartaba su abstención para que Susana Díaz volviera al palacio de San Telmo. “Si Susana Díaz ha declarado con tanto aplomo que va a gobernar en solitario es que sin duda tiene las alianzas ya buscadas, en las que no va a estar el PP”, subrayó el portavoz popular.

El presidente de los empresarios confía en que el nuevo Gobierno esté pronto

En primera votación, Díaz necesita la mayoría absoluta, es decir, al menos el voto de 55 diputados de los 109 de la Cámara. El PSOE, con 47 escaños, solo sumaría con Podemos (15) o Ciudadanos (nueve). Los cinco de Izquierda Unida son insuficientes y cuenta de partida con el voto en contra de los 33 del PP. Ya en una segunda votación, necesita de mayoría simple.

Los 47 votos del PSOE le valdrían a Díaz, siempre que otros grupos se abstengan o no participen. A los dos meses sin presidente, deben convocarse de nuevo elecciones. Esta circunstancia extraordinaria no figura en las previsiones de los partidos.

Díaz no va a ceder a sus segundos los contactos con todas las fuerzas políticas, aunque son estos los que desde el lunes están intentando cerrar las entrevistas. Como presidenta de la Junta en funciones, Díaz quiere celebrar en el palacio de San Telmo las entrevistas con los candidatos de PP, Podemos, Ciudadanos e Izquierda Unida a partir de mañana jueves. También quiere entrevistarse con los dirigentes de la patronal, de los sindicatos más representativos (Comisiones Obreras y UGT), con asociaciones de autónomos y organizaciones agrarias. A todos les pedirá que “arrimen el hombro” para llegar a un acuerdo, también “responsabilidad” para anteponer los intereses de la comunidad a los puramente partidarios. La socialista dijo este martes que no teme que se acumulen desde el primer periodo de sesiones del Parlamento las peticiones de comisiones de investigación, como ya avanzó el PP desde el lunes.

En declaraciones a EL PAÍS, el presidente de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), Javier González de Lara, aseguró: “Nos preocupa muchísimo la gobernabilidad de Andalucía. Esperamos que con la mayor brevedad se pueda elegir presidenta a quien más votos ha obtenido y que haya un Gobierno cuanto antes. Los andaluces ya han decidido y dilatar o retrasar ese proceso no es bueno para nadie”.