Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los Ayuntamientos tenían en 2013 facturas en el cajón por 245 millones

La Sindicatura de Comptes advierte de que "deben evitarse" los gastos sin cobertura presupuestaria

Los Ayuntamientos valencianos mantenían cerca de 245 millones de euros en facturas en los cajones, según el informe de fiscalización de las entidades locales correspondiente al ejercicio de 2013 que ha entregado a las Cortes Valencianas la Sindicatura de Comptes. De esa cifra, 204,6 millones son gastos reconocidos pero fuera de presupuesto; es decir, están contabilizados en la cuenta 413. Otros 40,8 millones, sin embargo, están sin contabilizar, tal como explicó en un comunicado la Sindicatura, que insistió en que esas incidencias “deben evitarse o reducirse a expresiones mínimas”.

Facturas en el cajón

Los Ayuntamientos valencianos tenían en 2013 245,4 millones de euros (en 2012 eran 185,3 millones) en gastos sin cobertura presupuestaria, lo que se conoce como facturas en el cajón. De ellos, 204,5 millones están contabilizados y 40,8 millones no lo están.

La Sindicatura de Comptes advierte de que esas incidencias “deben evitarse o reducirse a expresiones mínimas”.

Esas cifras suponen un aumento de 60,1 millones de euros en facturas sin cobertura presupuestaria en 2013 respecto a 2012, año en que se detectaron 185,3 millones de euros. De ese incremento, 33,2 millones son de gastos recogidos en la cuenta 413 y 26,9 millones corresponden a obligaciones sin contabilizar. Los datos proceden de 341 municipios que han remitido documentación al organismo fiscalizador.

Un 63% de los Ayuntamientos y un 53% de las entidades locales han enviado información a la Sindicatura sobre las obligaciones de pago no aplicadas al presupuesto. Y un total de 185 entidades (se incluyen por ejemplo, las mancomunidades de municipios), de las que 168 son Ayuntamientos, han recurrido a acuerdos de reconocimiento extrajudicial de crédito para hacer frente a esas obligaciones. Un procedimiento que, advierte la Sindicatura, “no se debe considerar normal y ordinario”.

“A la falta de crédito presupuestario adecuado y suficiente, se añade que el gasto, por lo general, se ha realizado prescindiendo absolutamente del procedimiento legalmente establecido (sin propuesta de gasto con retención de crédito, sin expediente de contratación ajustado a la Ley de Contratos, fraccionamiento del contrato, sin expediente de concesión de subvenciones conforme a la ley) y sin la preceptiva fiscalización previa”, señala la Sindicatura de Comptes, que alerta de que eso conduce a realizar gastos que “adolecen del vicio de nulidad, con las responsabilidades que ello supone”.

Como es lógico, la Sindicatura recomienda a los Ayuntamientos que analicen las causas e identifiquen a los causantes de esas incidencias, “adoptando las medidas necesarias para evitar que estas situaciones se reproduzcan reiterada y periódicamente”.

Por otro lado, la Intervención ha formulado reparos en 3.456 casos que afectan a gastos e ingresos superiores a los 3.000 euros. El 45% de las operaciones que han recibido reparos corresponden al área de contratación, un 16% a la de personal y un 9,7% al capítulo de subvenciones. En la fiscalización posterior todavía se han detectado 168 incidencias más en ese sentido.

Los Ayuntamientos valencianos, finalmente, adoptaron un total de 578 acuerdos pese al informe en contra de los secretarios municipales. De ellos, el 38% se produjeron en materia de contratación y el 31º% en el área de personal.