Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
iniciativas ciudadanas

Los promotores Carta Social convocan manifestaciones de apoyo

Las marchas se celebrarán en Bilbao y en Pamplona el sábado con el lema 'Tenemos alternativas'

Los promotores de la Carta de Derechos Sociales de Euskal Herria, entre ellos ELA y LAB, han convocado sendas manifestaciones el próximo sábado en Bilbao y Pamplona para defender en la calle su alternativa social y económica.

En esta iniciativa ciudadana participan los sindicatos ELA, LAB, ESK, STEE-EILAS, EHNE, HIRU, CNT y CGT, además de distintas organizaciones sociales. La carta aboga por el derecho a decidir el sistema social y económico de Euskadi, Navarra y el País Vasco francés y recoge unos derechos sociales para construir una sociedad más justa mediante otro modelo social y económico propio.

Sus promotores han dado este martes una rueda de prensa en Bilbao, con la presencia de los secretarios generales de ELA y LAB, Adolfo Muñoz y Ainhoa Etxaide, para presentar las dos manifestaciones que partirán el próximo sábado desde la plaza del Sagrado Corazón en Bilbao y del parque Antoniutti en Pamplona.

Las marchas se celebrarán bajo el lema Tenemos alternativas y Aldaketa soziala orain (cambio social ahora), con el objetivo de "sacar a la calle la carta, la alternativa de la gente".

Ainhoa Etxaide ha comentado: "No queremos acompañar las políticas gubernamentales, queremos transformar la realidad y para eso nos movilizamos". Para la dirigente de LAB, "ha habido una involución democrática, porque a la sociedad se nos ha excluido de las decisiones".

Una situación que ha hecho extensiva al País Vasco, donde, según Etxaide, el Gobierno vasco "impone un diálogo social hueco", al que LAB responderá con "la movilización, que es nuestra forma de participar en política".

En la misma línea, Muñoz (ELA) ha dicho que "la palanca del cambio social y político está en la calle, los sindicatos tenemos la obligación de organizar el conflicto social, de movilizarnos". "Ya sabemos que es muy difícil cambiar las cosas, pero sin presión social es imposible", ha añadido, porque "el poder económico tiene secuestrada la política", ha concluido Muñoz.