Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Puig propone iniciar a los dos años la escuela pública

El líder del PSPV denuncia que las riñas del PP y el ninguneo a Fabra dañan a la Comunidad

Ximo Puig y Ángel Gabilondo en el Jardí Botànic de Valencia.
Ximo Puig y Ángel Gabilondo en el Jardí Botànic de Valencia.

El candidato del PSPV-PSOE a la presidencia de la Generalitat, Ximo Puig, propuso este sábado la ampliación a los niños de dos años de edad de la escuela “pública, universal y gratuita”. Puig realizó el anuncio antes de participar junto a Ángel Gabilondo, candidato autonómico del Partido Socialista de Madrid (PSM), en una jornada del PSPV-PSOE para elaborar el programa electoral en materia de Educación.

Para Puig, la ampliación de la cobertura pública a los niños de dos años “mejorará la conciliación de padres y madres, al tiempo que potenciará la educación desde la base”. Puig aseguró que “se trata de una propuesta económicamente viable” para la que piensa contar con los ayuntamientos.

“Los socialistas universalizamos la educación, ampliamos la educación obligatoria y gratuita hasta los 16 años, y ahora daremos un paso más hacia la progresiva universalización de la educación de 0 a 3 años”, subrayó el político valenciano.

El líder de los socialistas remarcó que la sociedad valenciana “aspira a ser la Finlandia mediterránea y a tener acceso a la mejor educación posible”.

Puig también incidió en el significado de la educación para “la convivencia, los valores y para el empleo, porque es la base de la capacitación de los ciudadanos, así como para la innovación como elemento fundamental del cambio que necesita esta sociedad”.

Réplica popular

La propuesta de Puig recibió una rápida réplica por parte del PP. La vicesecretaria de Política Social de la dirección regional del PP, Eva Ortiz, aseguró que, con la propuesta del PSPV de adelantar la educación pública gratuita a los dos años se podría “en peligro el trabajo de 4.000 personas en la Comunidad Valenciana, así como el futuro de más de 700 empresas”, en referencia a guarderías y jardines de infancia.

El PP, que en la mayor parte de ayuntamientos donde gobierna ha privatizado o suprimido las escuelas infantiles municipales y en algunos casos, como en Gandia, despedido al personal contratado, defendió su modelo y el bono infantil, con el que se otorga un cheque a las familias que reúnen las condiciones para subvencionar la educación infantil en guarderías privadas desde los cero hasta los tres años.