Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las víctimas del metro de Valencia cumplen 100 protestas sin respuestas

Los afectados consiguen la reapertura de la investigación judicial y que el Parlamento Europeo trámite su denuncia contra el Consell

Concentración número 100 de las víctimas del metro de Valencia.
Concentración número 100 de las víctimas del metro de Valencia.

“Todos han cruzado la meta conmigo”, dijo anoche emocionado Pedro Díaz, un técnico de mantenimiento de Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) que corrió 100 kilómetros en homenaje a los 43 muertos y 47 heridos del accidente de metro ocurrido en Valencia el 3 de julio de 2006. El empleado se unió a la concentración número 100 que convoca la Asociación de Víctimas del Metro 3 de Julio (AVM3J) el 3 de cada mes desde hace ocho años en la plaza de la Virgen de la capital valenciana.

La asociación de víctimas llega al centenar de concentraciones con una nueva investigación judicial, reabierta el año pasado y en la que hay tres exdirectivos imputados. El colectivo tiene también la vista puesta en la Unión Europea después de que el Parlamento aceptase a trámite el escrito en el que denunciaban la “pésima gestión” que el Gobierno valenciano hizo del suceso. La asociación presentó en enero de 2014 un informe a la Mesa de Peticiones de la Eurocámara sobre las cosas que se hicieron mal y el 26 de febrero viajarán a Bruselas para defenderlo, anunció Beatriz Garrote, presidenta de la asociación.

“Seguimos esperando respuestas”, reiteró Garrote, que insiste en que el accidente se hubiera podido evitar con mejores sistemas de frenado. La asociación de víctimas denuncia de nuevo la “manipulación” de la información en torno al accidente y una comisión de investigación parlamentaria express —se cerró con celeridad—, con los testimonios de los directivos “dirigidos y preparados” por una empresa de consultoría.

El accidente se saldó sin dimisiones políticas ni responsables penales, dado que la instrucción, sobreseída en 2008, concluyó que el descarrilamiento se debió a un exceso de velocidad por un fallo, supuestamente del maquinista, que murió en el suceso.