Las congestiones de tráfico en Barcelona aumentaron un 29% en 2014

La capital catalana fue la ciudad española donde los conductores perdieron más tiempo al volante, según el RACC

Congestión en una entrada a Barcelona.
Congestión en una entrada a Barcelona. massimiliano minocri

La crisis económica y el aumento de la tasa de paro había provocado que las congestiones de tráfico en Barcelona cayeran un 76% desde 2010. Una tendencia que se vio truncada durante los primeros siete meses del pasado año. Entre enero y julio de 2014, cada conductor que usa las vías interurbanas de la capital catalana perdió 12 horas en atascos, un 29% más que en el mismo periodo de año anterior, según datos extraídos del estudio internacional Scorecard, en el que el RACC es proveedor de los datos de España.

Según Lluís Puerto, director técnico de la fundación del RACC, relaciona este aumento con una "leve" mejoría de la actividad económica, aunque matiza que se necesitarían conocer los datos del último semestre del pasado año para confirmar esta tendencia. Puerto recuerda que en los últimos años las administraciones no han ampliado las líneas de transporete público que dan acceso a la ciudad. Además, asegura, las obras que se produjeron en el centro de la ciudad tampoco han reducido la capacidad de tráfico de las calles.

Este repunte del tráfico ha provocado que Barcelona, que en diciembre de 2013 era la quinta ciudad con más congestiones, se coloque como la segunda ciudad española que más sufre las consecuencias de las caravanas, sólo por detrás de Madrid, donde cada conductor perdió 13,2 horas, aunque en la capital española el aumento con respecto al mismo periodo de 2013 fue del 2,3%. Aún así, Barcelona está a la cola de las ciudades europeas con más tráfico. En Londres cada conductor estuvo más de 55 horas en atascos durante los primeros siete meses del pasado año, y en Bruselas casi 44.

Para realizar el estudio, el RACC toma como referencia el tiempo de más que se tarda en realizar un trayecto de 30 minutos sin congestión en las autopistas B-23, C-31, AP-7, C-58, C-16 y A-2 y las ronda del litoral y de dalt. Y para calcular las horas perdidas, se toma como referencia dos trayectos al día en hora punta de lunes a viernes.

Según los datos aportados por el RACC para realizar el estudio Scorecard, España sigue siendo de los países en los que menos atascos hay de Europa. Mientras los conductores belgas perdieron una media de 28 horas y los holandeses 24, los españoles solo 10,4.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS