Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alojamiento para artistas emergentes

La feria Arts & Breakfast reúne en Málaga una selección de prometedoras propuestas

La obra 'Wolf (happily ever after)' que puede verse en Málaga. Ampliar foto
La obra 'Wolf (happily ever after)' que puede verse en Málaga.

Málaga hospeda estos días a un nutrido grupo de artistas emergentes llegados desde distintos puntos del país y de Europa. La feria Arts & Breakfast, organizada por la entidad Factoría de Arte y Desarrollo, con la colaboración del colectivo Los Interventores y el Área de Cultura del Ayuntamiento, propone desde este viernes 23 al domingo una amplia selección de prometedoras propuestas artísticas a cargo de jóvenes, y no tan jóvenes, creadores afincados en Madrid, Oviedo, Ourense, Sevilla, Barcelona, Alicante, Salamanca, Gijón, Valencia, Logroño, Moena (Italia), Viena (Austria), Berlín (Alemania) y, por supuesto, Málaga.

El céntrico hotel Room Mate Larios pone a su disposición 26 habitaciones y un salón donde los artistas y colectivos desarrollarán sus propuestas, que abarcan todo tipo de disciplinas.

“Art & Breakfast nace con varios objetivos, entre ellos, el de acercar las nuevas tendencias del arte de vanguardia a la ciudadanía en general. La feria persigue reflejar, a través de la exhibición, el heterogéneo panorama emergente actual, pero también fomentar la venta y el coleccionismo de la obra de arte. Queremos revitalizar el mercado con un concepto asequible, fresco e innovador”, señala la organización.

Entre los artistas y colectivos malagueños que participan en la feria está La Casa Amarilla. La habitación número 215 del Room Mate Larios acoge su propuesta The cool room, que tiene como eje central el hielo. Se plantea como una “obra cambiante”, a través de una instalación artística fundamentada en la fotografía y el vídeo-arte. El colectivo también complementa su propuesta principal con una serie de actividades paralelas: la charla-coloquio Similitudes entre dos sociedades: s. XVIII vs S. XXI; la exposición Entre fuga y regreso, de Juanan Requena, en el Ateneo de Málaga; y una exposición en la sede de La Casa Amarilla. Esta asociación cultural está formada por los artistas David Burbano, Eva Casal y Luna Martini. Diversas exposiciones internacionales y nacionales avalan las carreras artísticas de sus integrantes.

Una de las obras de 'To shave or not to shave'. ampliar foto
Una de las obras de 'To shave or not to shave'.

I lost my wallet es el título del proyecto de Espacio Cienfuegos, que podrá visitarse en la habitación 301. Su concepto principal es la recreación del espacio físico real de este centro de investigación multidisciplinar, situado en el barrio de Lagunillas, en la habitación del hotel. Se basa en una exposición plástica de seis artistas: Luis Alhama, Ignacio Estudillo, Laura Franco, Alejandro Martín Parra, Adrian Olivares y Zeus Sánchez. Ellos serán los encargados de reflejar esta mudanza conceptual, recreando bajo cuatro paredes —a pequeña escala— el trabajo diario y ambiente en su taller original. La propuesta incluye como actividad paralela un recital poético.

Junto a la programación del Room Mate Larios, varios colectivos de artistas urbanos ofrecerán intervenciones en pleno centro de la ciudad. Así, el colectivo holandés Mouse & House realizará una especie de yincana por calle Larios y el barrio del Soho y el artista Antonio Ortuño trae desde Nueva York su intervención Blind date, donde explora el éxito o fracaso de este tipo de encuentros.

Una de las actividades más peculiares de la feria la organiza el fotógrafo malagueño Javier Hirschfeld, del colectivo Los Interventores. Se trata de la exposición To shave or not to shave, que indaga sobre la forma en la que el vello facial ha entrado en la sociedad, la moda, y sobre todo el arte en los últimos años.

“La exposición nace a raíz del libro Moustaches, whiskers and beards, escrito por Lucinda Hawksley para la National Portrait Gallery de Londres, donde esta descendiente del escritor Charles Dickens repasa la aparición del vello facial en las sociedades y el arte desde Mesopotamia hasta Eurovisión. Hawksley, que es una pogonófoba declarada, es decir, siente aversión por el vello facial, descubrió cosas cómo que, por ejemplo, el uso de la barba aumentó en el Reino Unido durante los largos reinados de la Reina Victoria o Isabel I como una reacción estética al gran poder que estas mujeres ostentaban”, explica Hirschfeld sobre la obra de Hawksley, quien este sábado 24 ofrece una conferencia en el Museo Carmen Thyssen (18.30).

En To shave or not to shave, que se inaugura este sábado 24 en la sede de la Alianza Francesa y se podrá visitar hasta el 15 de marzo, participan artistas como Eugenio Merino, Carlos Aires, Arthur Gillet, Dadi Dreucol, Fernando Bayona, Alfonso Casas o Ricardo Cavolo, entre otros.