Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mata a su mujer en un pueblo de Alicante y se entrega en Alemania

La Guardia Civil encuentra a la víctima en una casa de Orba tras la orden de Interpol

Vivienda en la que ha sido hallada la mujer alemana después de que su marido se haya entregado a la policía en Alemania tras confesar el crimen.
Vivienda en la que ha sido hallada la mujer alemana después de que su marido se haya entregado a la policía en Alemania tras confesar el crimen.

Un ciudadano alemán de 53 años ha matado presuntamente a su mujer, de 69 años y también alemana, en una vivienda de la población alicantina de Orba. El cuerpo de la víctima fue encontrado por la Guardia Civil la pasada madrugada después de que el hombre se entregara a la policía en Alemania y confesara el crimen.

Sobre las dos de la madrugada, unidades de la Guardia Civil de Pedreguer y Verger cumplían con la orden cursada por Interpol y encontraban el cuerpo de la mujer en la vivienda en la que el matrimonio germano vivía desde hacía aproximadamente un año. Este es el tercer asesinato por violencia machista sucedido en 2015 y en la provincia de Alicante. Apenas han pasado siete días desde que un hombre matará en Elche a su expareja y a la hermana de esta.

Pese a que en un principio las informaciones apuntaban a una muerte “con signos de violencia”, fuentes de la Guardia Civil afirmaron a mediodía que la mujer alemana no presentaba heridas físicas o sangre que hicieran pensar en una muerte a golpes, por ejemplo. Las causas, por tanto, están pendientes del resultado de la autopsia.

El juzgado de violencia sobre la mujer número 1 de Dénia investiga la muerte de la mujer, que está identificada pero no ha trascendido su nombre. Según el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana, “no consta antecedente alguno de violencia sobre la mujer”.

El matrimonio llevaba alrededor de un año residiendo en una urbanización habitada mayoritariamente por extranjeros europeos a las afueras de Orba, principalmente por ciudadanos británicos. La pareja no era conocida en el pueblo, al igual que muchos de los residentes extranjeros, como ha explicado Francisco Villar, el alcalde de esta pequeña población (unos 2.600 habitantes) del noroeste alicantino que ha lamentado el suceso.

Este es el tercer caso de violencia de género que golpea en poco tiempo a la Comunidad Valenciana. El pasado 12 de enero un hombre de 68 años mató con una vara de acero a su exmujer y excuñada, Teresa y Natividad Fernández, en una pedanía de Elche. Y el pasado 8 de diciembre un hombre mató a tiros a su mujer en Paterna (Valencia). Ambos asesinos se suicidaron posteriormente.