Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ayuntamiento de Jaén entra en situación de quiebra técnica

La deuda municipal, de 521 millones, aumentará este mandato

El alcalde de Jaén, José Enrique Fernández de Moya. Ampliar foto
El alcalde de Jaén, José Enrique Fernández de Moya.

El alcalde de Jaén, José Enrique Fernández de Moya (PP), lleva todo el mandado admitiendo que el Ayuntamiento se encuentra en situación de ruina económica y que, si fuera una empresa, entraría en disolución. Sin embargo, es ahora, con los datos de la Intervención municipal, cuando puede afirmarse que el Consistorio jiennense (el más endeudado por habitante de las capitales españolas, según el Ministerio de Hacienda) ha entrado formalmente en situación de quiebra técnica.

El Ayuntamiento jiennense ha aprobado este lunes las cuentas del ejercicio de 2013 donde se revelan unos fondos propios de 25,7 millones, después de cerrar el año con un saldo negativo de 32 millones. Sin embargo, según el concejal socialista Juan Carlos Rodríguez Cohard, la evolución del ejercicio 2014 mantiene esa tendencia, con lo que los fondos propios ya tienen signo negativo y, por tanto, ya puede hablarse oficialmente de una situación de quiebra técnica.

La deuda global del Ayuntamiento de Jaén era a finales de 2013 de 521 millones, aunque el PSOE estima que el actual ejercicio se cerrará con un débito que superará los 600 millones. Es decir, el gobierno municipal del PP habría duplicado la deuda que se encontró cuando llegó a la alcaldía en 2011. “El PP ya no puede escudarse en la herencia recibida, es la peor gestión económica conocida en la historia de esta ciudad, el Ayuntamiento está para cerrarse porque tiene una losa que hipoteca su futuro”, subrayó el concejal socialista José Manuel Colmenero.

La deuda a medio y largo plazo es de 300 millones, y la de proveedores es de 117 millones, a pesar de los tres planes de pago concedidos por el Gobierno al Ayuntamiento jiennense. La situación es también muy grave en la mayoría de los organismos autónomos y patronatos (la empresa pública de aparcamientos o la televisión municipal, entre ellos) que, según las indicaciones del Ministerio de Hacienda, deberían haber aprobado un plan de corrección para acabar con su desequilibrio financiero. De no hacerlo, el Ministerio advirtió que podrían quedar disueltas en agosto de 2015.

Sin embargo, el concejal de Hacienda, Miguel Contreras (PP), valoró que la liquidación presupuestaria del pasado año se cerró con un superávit de cinco millones de euros. También destacó que el plan de pago a proveedores ha contribuido a bajar el nivel de remanente de tesorería negativo en menos de 50 millones de euros, frente a los más de 200 que dejaron el gobierno de PSOE e IU. Contreras, admite, no obstante, que el déficit estructural del Ayuntamiento se sitúa entre los 35 y 40 millones de euros anuales. Entre las medidas que plantea el gobierno del PP para salir de esta situación es pedir al Gobierno el adelanto del pago de la PIE (Participación en los Ingresos del Estado), que ronda los 26 millones. Para poder la nómina de octubre, el Ayuntamiento ha tenido que hacer frente a una póliza de crédito que vence el próximo mes de mayo.Ja