Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La estación de autobuses estará operativa en 2016

Izagirre asegura que las obras avanzan a tiempo y que concluirán en noviembre de 2015

Vista del solar donde se levantará la estación de autobuses de San Sebastián.
Vista del solar donde se levantará la estación de autobuses de San Sebastián.

El alcalde de San Sebastián, Juan Karlos Izagirre, ha anunciado hoy que las obras de la estación de autobuses cumplen los plazos de ejecución y, por la tanto, estará concluida en noviembre del próximo año y operativa en 2016, cuando la ciudad celebrará su Capitalidad Europea de la Cultura. Izagirre ha hecho este anuncio a los periodistas durante la visita que ha girado, junto a la diputada de Infraestructuras Viarias, Larraitz Ugarte, al solar en el que se desarrollan los trabajos de excavación de la futura estación de autobuses, situada junto al río Urumea, junto a la estación del Norte de Renfe.

Esta es la segunda ocasión en que ambos mandatarios acuden al lugar, tras la visita que hicieron el pasado marzo, al poco de iniciarse las obras de la estación, un edificio que tendrá 24.920 metros cuadrados y 102.000 metros cúbicos repartidos en tres pisos y una entreplanta.

El nuevo equipamiento contará con 24 muelles para autobuses, dispuestos en el perímetro de una planta circular en el piso principal, así como con 400 plazas de aparcamiento (trece de ellas destinadas a discapacitados) en los dos pisos inferiores. En la entreplanta se ubicarán los accesos a la estación, las oficinas de la empresa que gestionará la nueva infraestructura, un aparcamiento para bicicletas y una oficina de turismo.

El costo total de la estación de autobuses soterrada será de 24,5 millones, de los que el Ayuntamiento donostiarra abonará 8,7 y la Diputación de Gipuzkoa casi 6, mientras que el resto será pagado por la empresa concesionaria de la obra.

En aquel primer momento, las empresas encargadas de los trabajos ejecutaron los desvíos de los servicios afectados, como las canalizaciones y el cableado de la zona; la creación de los muretes guía para las pantallas; el derribo de las edificaciones auxiliares de la cercana estación de Renfe, y la creación de los muros de las rampas de salida de vehículos en el Paseo Federico García Lorca.

En los tres meses siguientes levantaron los muros pantalla de la zona del río y una estructura para el desvío del tráfico en la zona del puente de María Cristina y se inició la excavación, que actualmente continúa al tiempo que se desarrollan las labores de sostenimiento de los muros pantalla.

De esta manera, está previsto que en julio de 2015 estén terminadas ya las obras del "vaso" que contendrá la estación, lo que permitirá iniciar la urbanización exterior e interior del proyecto, así como la solución de los viales de salida y acceso.

Durante su intervención ante los periodistas, Juan Karlos Izagirre, ha recordado que la nueva estación de autobuses era "una demanda de la ciudadanía desde hace años" a la que paradójicamente "no se dio respuesta en tiempos mejores" y que ahora se está llevando a cabo en "una época de crisis", porque en estos períodos "también hay que invertir" sabiendo "priorizar".

El alcalde ha explicado que el nuevo equipamiento se ubica en una zona de San Sebastián "que está sufriendo una transformación en positivo y que va a ser una realidad para 2016" con "Tabakalera al lado y nuevos espacios ganados para la ciudadanía". Por su parte, Larraitz Ugarte ha afirmado que "el transporte público es una muy buena inversión", en la que ha enmarcado la construcción de esta nueva estación, así como la "revolución que ha supuesto la tarjeta Mugi", y el planteamiento de participación ciudadana para que "el nuevo servicio de autobuses de Gipuzkoa sea una realidad en 2015".

Preguntados sobre las dimensiones de la estación, ambos responsables han explicado que el proyecto que ellos defendían era otro y que estaba emplazado en Riberas de Loiola, a pesar de lo cual la que se está haciendo en Federico García Lorca será "digna".