Opiniones contrapuestas sobre la perrera municipal de Alcorcón

El Ayuntamiento, dos asociaciones y siete voluntarios defiende la gestión del CIPA. PSOE y sindicatos denuncian su abandono

El Centro Integral de Protección Animal (CIPA) de Alcorcón sigue en medio de la polémica. Mientras el Ayuntamiento, varias asociaciones y siete voluntarios se han mostrado a favor del actual estado de esta institución, los sindicatos y el PSOE han acusado al equipo de gobierno de abandono y de saturación al duplicar el número adecuado de animales.

El equipo de gobierno municipal, del PP, emitió un comunicado el jueves pasado en el que afirmaba contar con el apoyo de las asociaciones Planeta Verde Alcorcón y Dejando Huella, además de los siete voluntarios que acuden al CIPA a atender y a sacar de paseo a los animales del centro. Según el presidente de Planeta Verde, hay “una campaña de difamación” por parte del PSOE y de los sindicatos. “Ahora existen centenares de voluntarios trabajando con los animales y antes no había casi nadie”, destacó Rojas. De la misma opinión eran los responsables de Dejando Huella: “Los animales tienen ahora una calidad de vida que en su vida habrían imaginado tener”.

El propio gobierno municipal calificó como “campo de concentración de animales” el estado en que se encontró la perrera municipal cuando llegó al poder en 2011: “No se les atendía, no se les medicaba ni vacunaba y se les dejaba morir entre horribles sufrimientos”. “Los animales nunca han estado ni gozado de tan buena salud, como ahora”, añadieron.

Demasiados animales

Estos apoyos a la situación actual del CIPA contrastan con la posición del PSOE y los sindicatos. El secretario general de UGT en el Ayuntamiento de Alcorcón, Miguel Ángel Palacios, aseguró que los responsables del CIPA aceptan más animales de los que pueden hacerse cargo. “Es algo que llevamos denunciando desde hace meses”, añadió Palacios. El último censo que tiene el centro es de 104 perros y 148 gatos, cuando su capacidad máxima es de 50 canes y 70 mininos. “Los problemas derivan de que no se flexibiliza la adopción y que hay menos trabajadores”, añaden los sindicatos.

La crítica también llega del PSOE. Su portavoz, Natalia de Andrés, ha acusado de los problemas del CIPA a las divisiones internas dentro del PP de Alcorcón: “El actual concejal responsable, Antonio Sayago, se encuentra como cargo de confianza en el Ayuntamiento de Getafe por el mal rollo que tienen aquí”.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50