Recuperada una furgoneta robada con 100.000 tarjetas prepago de telefonía

Cuatro personas agredieron al conductor y se la sustrajeron en una estación de servicio la autovía A-4, en Getafe

Tras una persecución por el municipio, la Policía Local de Getafe (172.500 habitantes) ha logrado recuperar una furgoneta que había sido sustraída en una estación de servicio, en la que se transportaban 100.000 tarjetas prepago de telefonía móvil, según informó ayer una portavoz del Ayuntamiento. Los agentes no lograron arrestar a los cuatro ladrones implicados, que lograron darse a la fuga.

Los hechos ocurrieron el pasado lunes cuando el conductor de la furgoneta, de nacionalidad rumana, paró a repostar en una gasolinera situada en el Cerro de los Ángeles, en la autovía de Andalucía (A-4), dentro del término municipal getafense.

En ese momento, le asaltaron cuatro hombres que la víctima identificó como marroquíes. Le golpearon y le arrebataron las llaves de la furgoneta, con la que huyeron a toda velocidad.

Los testigos llamaron a los servicios de emergencia. Tras recibir el aviso la central de comunicaciones de la Policía Local, acudieron cuatro coches patrulla a la gasolinera. Los dos agentes de uno de ellos se pararon a atender al conductor herido, que tuvo que ser trasladado al servicio de urgencias del hospital universitario de la localidad.

Mientras, los otros tres patrullas salieron en persecución del vehículo sustraído. Lograron localizar en una zona rural de difícil acceso, en las cercanías del Cerro de los Ángeles, la mercancía de la furgoneta sustraída, 100.000 tarjetas prepago. Estas pertenecían a la empresa de telefonía Vodafone. Después, hallaron la furgoneta que había sido abandonada en uno de los accesos de la autovía de circunvalación M-45. Los agentes siguen buscando a los autores del robo frustrado.

Por otra parte, agentes de la comisaría de Usera-Villaverde detuvieron in fragranti en la madrugada de ayer a dos individuos que habían entrado en una joyería situada en la calle de La Alegría de la Huerta. Los detenidos, Christian M. V., de 25 años, y Juan Pedro C. T., de 41, habían hecho alrededor de las cuatro y media de la mañana un butrón en el servicio tras acceder por una tienda contigua y romper el cristal del escaparate. No lograron llevarse ninguna alhaja, según fuentes policiales.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50