Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Madrid envejece y pierde vecinos

La capital tiene 50.000 habitantes menos que en 2013

La almendra central se despuebla en favor de los nuevos barrios

Crece el número de hogares con un solo miembro (el 30%)

La calle de Preciados, en las pasadas Navidades. Ampliar foto
La calle de Preciados, en las pasadas Navidades.

Madrid envejece. Y no sólo porque, fruto del incremento de la longevidad, cada vez tiene más ciudadanos mayores (el 17% de los hombres y el 23,1% de las mujeres supera los 65 años de edad). Además, cada vez tiene menos jóvenes. Así, la generación comprendida entre los 35 y 39 años de edad duplica en número a la de entre 15 a 19 años, lo que, en opinión del Ayuntamiento de Madrid, “anuncia fuertes cambios estructurales en consumo, mercado de trabajo y vivienda”.

La concejal de Hacienda, Concepción Dancausa (PP), presentó ayer el padrón municipal a fecha de 1 de enero de 2014, que radiografía una ciudad con menos habitantes y con notables diferencias sobre el Madrid previo a la crisis y el anterior a la etapa de auge económico que la precedió.

Madrid vira al este. La capital tiene 3.166.130 habitantes, que son 49.503 menos que el año pasado y 117.980 menos que en 2010, cuando alcanzó su máximo.

El nivel actual equivale al de mediados de 2004. Entre los años 2000 y 2010, Madrid creció un 13%; desde entonces, ha perdido un 4% de población. La evolución ha sido diferente por distritos. Centro lleva perdiendo habitantes prácticamente desde 2004; en ese periodo, han caído un 11%. La misma tendencia se ha registrado, aunque con menor intensidad, en Chamberí (9%), Retiro (6%) y Salamanca (5%).

La ciudad, en 2017 y 2022

¿Cómo será Madrid en el futuro? Las proyecciones municipales apuntan a que, en 2017, tendrá 3.354.743 habitantes. Es decir, no sólo se habrá revertido la tendencia a perder población (117.980 personas desde 2010), sino que habrá ganado 188.613 vecinos. La proporción de hombres será del 46,85% del total (frente al 46,56% actual).

En 2022, Madrid tendrá 3.434.996 habitantes (268.866 más que ahora), y la proporción de hombres será del 46,92%.

El segmento de población entre 0 y 4 años pasará de 152.265 personas (2014) a 173.856 (2017) y 161.647 (2022). La franja de 35 a 39 años pasará de 277.608 (2014) a 285.401 (2017) y 251.119 (2022). El 19% de la población tendrá más de 65 años en 2017; la proporción se mantendrá cinco años después. En la actualidad, es del 20,2%.

Los distritos más poblados en 2017 serán Fuencarral-El Pardo (248.917 personas) y Carabanchel (260.420). En 2022, alcanzarán respectivamente los 257.985 y 266.925 habitantes, manteniendo el primer puesto. En la actualidad tienen 232.651 y 242.780 vecinos. Centro, que ahora tiene 134.271 personas, crecerá hasta las 149.487 en 2022, las mismas que en 2004.

Pero no se trata de un fenómeno que afecte únicamente a la almendra central: Moratalaz ha perdido desde 2004 el 11% de población; Latina y Ciudad Lineal, el 8%; Puente de Vallecas, el 5%.

En la mayoría de los casos, se trata de una tendencia continuada que no se vio frenada en los años de bonanza, más bien al revés, y que la crisis ha acelerado.

¿A dónde se está yendo la gente pues? A los nuevos barrios en desarrollo en el este de la ciudad. El distrito de Fuencarral-El Pardo, que alberga Las Tablas, ha crecido en ese periodo un 11%. Hortaleza, con Sanchinarro y parte de Valdebebas, un 13%. Barajas, con la otra parte de Valdebebas, un 10%. Vicálvaro, con El Cañaveral, un 14%. Mención aparte merece Villa de Vallecas: el Ensanche ha disparado la población un 52%, pasando de 65.162 a 98.767 personas. En estas zonas, el auge también ha sido sostenido, y apenas se ha visto afectado por la crisis.

Madrid se avejenta. La edad media de los madrileños es de 43,5 años; tomando sólo los nacidos en España, sube a 45,3; los nacidos fuera del país que han obtenido la nacionalidad tienen una media de 41,3 años, mientras que los extranjeros tienen 33,8. La media total difiere entre sexos: 41,4 los hombres, 45,3 las mujeres; en el caso de aquellas nacidas en España, asciende a 47,4 años. Por distritos, los más envejecidos son Chamberí, Retiro, Salamanca y Moratalaz, que superan los 46 años; sólo Villa de Vallecas (37,7) y Vicálvaro (38,8) bajan de 40.

La pirámide de población muestra la brecha entre generaciones: hay 277.608 madrileños con edades entre 35 y 39 años, y menos de la mitad (129.482) de 15 a 19 años. Las cifras mejoran progresivamente a partir de ahí, hasta llegar a los 152.265 habitantes de 0 a 4 años. Y lo hacen pese a que la aportación de los extranjeros (nacionalizados o no) es mínima en esa franja (2%, frente al 32% del segmento de 35 a 39).

En 2013 se registraron 29.737 altas por nacimiento, con una tasa bruta de natalidad de 9,3 (por millar de habitantes). Son 1.709 nacimientos menos que en 2012 y 4.954 menos que en 2009, año desde el que se ha producido un descenso del 14%. La tasa de natalidad alcanza sin embargo el 16,8 en Villa de Vallecas, y supera el 10 en los distritos con barrios nuevos; por contra, cae al 7,7 en Centro y el 6,7 en Moratalaz. El crecimiento vegetativo es negativo en cinco (sobre todo, Salamanca, Chamberí, Latina y Moratalaz).

Madrid se feminiza. En 2004, los hombres constituían el 46,95% de la población. En 2014 su proporción ha bajado cuatro décimas, hasta el 46,56%. Esto se debe a la mayor longevidad de las mujeres, pero no sólo. Así, en 2010, el año con mayor número de habitantes —debido principalmente de la llegada de inmigrantes—, el porcentaje de hombres creció al 47%. En tan solo cuatro años, ha vuelto a descender hasta niveles anteriores a 2003 (antes de ese año, las estadísticas públicas del Ayuntamiento flojean).

Madrid, menos diverso. En 2010, había 569.352 extranjeros en la capital (el 17,3% del total). En contraste, en 1996 los foráneos sumaban el 1,9%. El grupo más nutrido en 2010 era el de ecuatorianos (113.153, de los que 28.742 tenían la nacionalidad española), seguidos de rumanos (59.956) y peruanos (57.158, de los que 11.747 tenían la nacionalidad). A 1 de enero de 2014, había 416.094 extranjeros (el 13,14%). Los ecuatorianos siguen siendo el grupo más nutrido (95.147), pero la mayoría (59.012) tienen ya la nacionalidad. Lo mismo sucede con los peruanos (son 51.478, de los que 29.633 están nacionalizados). Los rumanos son 44.174, y al tener sólo 440 nacionalizados se han convertido en el mayor grupo de extranjeros en Madrid.

Madrid gana solitarios. Madrid tiene 1.239.089 hogares (354 menos que el año pasado). El tamaño medio es de 2,56 personas.

El 30% (371.638) tienen un solo miembro, y el 27% (337.791) cuenta con dos. La mayor proporción de hogares con un solo miembro se concentra en personas entre 30 y 39 años (64.097) y entre 75 y 84 años (64.353). En el primer grupo, la proporción entre hombres y mujeres está equilibrada (con una ligera preponderancia de varones); en el segundo, las mujeres suponen el 81%.

En contraste, a 1 de enero de 2007 había 1.195.579 hogares en Madrid (43.510 más) con una media de 2,71 personas. De ellos, 325.458 tenían un solo miembro.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram