Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La victoria de Sánchez consolida el liderazgo de Puig en el PSPV

El nuevo secretario general del PSOE gana con el 46%, frente al 41% de Madina y el 13% de Pérez Tapia. Votó el 77%

Votantes en la mesa de la agrupación socialista de El Marítim de Valencia.
Votantes en la mesa de la agrupación socialista de El Marítim de Valencia.

La victoria de Pedro Sánchez en las tres provincias de la Comunidad Valenciana supuso este domingo un respaldo al liderazgo de Ximo Puig en el PSPV y coloca a los socialistas valencianos en una situación favorable ante el próximo congreso federal y a la ejecutiva que saldrá del mismo. Si bien el secretario general del PSPV no se había pronunciado públicamente a favor de ninguno de los tres candidatos a dirigir el PSOE, su equipo de confianza sí que había apoyado a Sánchez, hasta el punto de que éste estaba consideraba la apuesta del aparato del partido.

La diferencia entre los dos primeros, no obstante, es de menos de cinco puntos, mientras que la media nacional se eleva a 13 puntos. Sánchez obtuvo el 45,7%, Eduardo Madina, 40,8%, y José Antonio Pérez Tapias, 13,5%, con el 96% escrutado. Sánchez gana en las tres provincias, siendo el margen porcentual mayor en Castellón (49,4%, 37,3% y 13,1%), seguida de Valencia (45,5%, 41,2% y 13,1%) y de Alicante (44,5%, 41,2% y 14%). Fuentes de la dirección socialista destacan en clave interna la relevancia del éxito de Sánchez en Alicante, porque Madina contaba con el apoyo de la familia Pajín y del secretario provincial, David Cerdán. Sánchez ganó en las ciudades de Valencia y Alicante y Madina en Castellón. 

El 76,8% de los militantes del PSPV acudió a votar, siendo la federación valenciana la más participativa de toda España, cuya media fue del 65,8%.

Ya a primera hora de la mañana la impresión en dos mesas electorales de la ciudad de Valencia era que la participación iba a ser alta. En el distrito de Ciutat Vella, los militantes se iban concentrando a las puertas de la sede. Dentro, una veterana militante se toma la larga jornada con humor. De repente, da una voz de alerta: “¡Un joven, un joven! Carlos Manzana, de 24 años, ha entrado para votar y sonríe ante el comentario.

“Claro que hay jóvenes en el partido. Yo soy de las juventudes y en Valencia somos bastantes”, comenta este casi licenciado en Psicología. “Me gusta que los dos candidatos con más posibilidades sean jóvenes, y que procedan de las juventudes”, señala. Minutos después, Manzana ilustra su discurso y combate la idea del envejecimiento del partido, llamando la atención sobre la llegada de otros compañeros de juventudes, como el secretario general de la ciudad, Javier García, y la abogada Sandra Gómez, que asesora al grupo municipal en el caso Nóos. “Somos gente muy normal, estudiantes, trabajadores, con contratos basura... Lo que queremos es que se nos conozca”, apunta García.

Más curtida, Flora Sanz incide en que la candidatura de Tapias “desborda a Izquierda Socialista”, corriente a la que pertenece, y manifiesta su confianza de que el ganador será integrador con las propuestas relevantes.

Una de las agrupaciones socialistas de Valencia más importantes se halla a pocos metros de la playa, a la que invita el día, en el distrito del Marítim. Allí vota una pareja. Vicente, 15 de sus 40 años militante socialista, asegura que es la última oportunidad que le da al PSOE. “Estoy muy desencantado: de buscar tanto el centro el partido se ha ido a la derecha”, explica este trabajador de banca. “Yo sí que le doy más oportunidades”, interviene la mujer, Mari Carmen.

Fuera, en la calle, se encuentra el expresidente de la Generalitat y senador Joan Lerma, charlando con otros miliantes. “Es normal que después de los resultados electorales haya mucha gente desesperanzada, pero nuestro proyecto social y económico es para la inmensa mayoría y debemos llevarlo adelante, y mejorarlo, claro”, afirma.

{Entradilla}

F. B.

Valencia

{Pie de foto}

Militantes socialistas, ayer, a las puertas de la agrupación del PSPV en el distrito del Marítim de Valencia. <MC>[AUTFOTO] / josé jordán

 

Pedro Sánchez ha ganado en la Comunidad Valenciana con un 45,4% de los votos, frente al 41% de Eduardo Madina y el 13,5% de José Antonio Pérez Tapias, con un 92% escrutado. La diferencia a favor de Sánchez ha sido mayor en la provincia de Castellón, seguida de Valencia y Alicante. La participación a la elección de secretario general del PSOE ha sido del 77%, la más alta de España.

A las tres horas de abrirse la mesa electoral de la agrupación socialista del distrito del Marítim, sobre las 13 horas, ya había votado el 44% de su censo. Un indicio de que habrá una buena participación, comentaba un militante socialista a las puertas de la sede del PSPV en la calle de la Reina de Valencia. Una hora antes, a las 12, había pasado por la urna de la sede de Ciutat Vella el 26% y algo más en el distrito de Abastos.

18.266 socialistas estaban llamados a votar este domingo en 308 mesas electorales previstas en la Comunidad Valenciana. 653 son militantes que se encuentran desplazados de su lugar habitual de residencia y han solicitado ejercer su derecho a voto a uno de los tres candidatos, José Antonio Pérez Tapias, Eduardo Madina y Pedro Sánchez. La mayoría de los desplazados están pasando las vacaciones en tierras valencianas, fundamentalmente en la costa. Benidorm y Torrevieja, con 60 militantes inscritos, son los principales polos de atracción, seguido de Dénia y Guardamar.

La vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano, votó esta mañana en Altea y dio la enhorabuena "desde ya" a "los tres compañeros que, en un momento difícil del PSOE y de España, se han decidido a dar un paso al frente". Valenciano animó a toda la militancia socialista "a participar y a decidir" en la consulta que el PSOE celebra hoy en toda España para la elección del nuevo secretario general. La eurodiputada y dirigente socialista subrayó la importancia de esta jornada "en la que todos los militantes vamos a elegir" al nuevo líder socialista.

El secretario general del PSPV-PSOE, Ximo Puig, depositó su voto en Morella y destacó que las primarias suponen "un avance de la democracia" para el partido y un "revulsivo democrático" que la sociedad española necesita.

Puig indicó que es "un día realmente importante para los socialistas y para la democracia española porque por primera vez en la historia democrática un partido como el PSOE elige directamente por parte de su militancia a su secretario general".