El Aeropuerto de Castellón recibirá aviones a final de año

La concesionaria Lavalin fija en 2029 el hito de 1,2 millones de pasajeros

Alberto Fabra con Youssef Sabeh y Alain Rusel, presidentes de Lavalin.
Alberto Fabra con Youssef Sabeh y Alain Rusel, presidentes de Lavalin. ÀNGEL SÁNCHEZ

“Cuando en un aeropuerto no hay tráfico de pasajeros es la población la que paga, es así siempre”. Alain Russel es, desde ayer, el nuevo presidente y director general del aeropuerto de Castellón y defendió así el contrato de concesión para su explotación. La empresa que representa, SNC-Lavalin, firmo ayer el acuerdo con el que gestionarán la instalación hasta noviembre de 2033 con el objetivo, dijo, de llegar al 1,2 millones de pasajeros anuales. La Generalitat pagará a la empresa canadiense 24,5 millones de euros durante los primeros nueve años y solo recibirá compensación cuando se rebase esa cifra. Russel fijó para 2029 el año en el que deberá pagar 1,2 millones de euros y un euro por cada pasajero de más. El grupo invertirá, por su parte, siete millones durante el periodo de concesión. El nuevo director se fijó otro objetivo: “limpiar la imagen” del aeropuerto sin aviones.

Con la firma del contrato, la Generalitat se desprende al fin de la responsabilidad de conseguir vuelos para la denostada instalación. El nuevo director defendió ayer el contrato y el desembolso de dinero público recordando que el de Castellón lleva “mucho tiempo” sin abrir y que ellos prometen vuelos. “Será antes de fin de año, no soy Papá Noel, pero será antes de Navidad”, dijo. El contrato así lo exige.

Russel no especificó si ese primer avión sería un vuelo chárter o un vuelo convencional. El director fijo toda Europa como mercado potencial de los vuelos de negocios y el este y norte de Europa en los vuelos turísticos.

SNC-Lavalin presentó ayer por primera vez su previsión de pasajeros en un multitudinario acto en el CdT del Grau de Castellón. En 2015, el primer año completo de operatividad, Castellón recibirá (según sus previsiones) algo menos de 50.000 turistas y más de 200.000 en 2017. No será hasta el decimoquinto año del contrato cuando se rebase el hito de 1,2 millones. Serán, dijo Russel, cinco años en los que la Generalitat tendrá beneficios. Cabe recordar, no obstante, que el informe de Pasiphae (el que el Consell pidió para externalizar el aeropuerto) fijó como cuota de rentabilidad 360.000 pasajeros anuales. Lavalin prevé superar esa cifra a partir de 2018.

Otra de las prioridades del holding canadiense será el lavado de imagen del aeropuerto. “Los gestores anteriores han tratado de dar una imagen y nosotros vamos a crear una nueva”, dijo. El objetivo es borrar el conocido logotipo y “limpiar la imagen”. Atrás quedarán los 35 millones que la Generalitat ha gastado en publicitarlo.

Para Lavalin, el aeropuerto de Castellón es además una estrategia de la compañía para expandirse en España. “Es el primer aeropuerto privado de España, seguro que habrá más y estaremos muy bien posicionados (para explotarlos)”, dijo.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50