Los tractores también se afinan

Un concierto de 12 vehículos conducidos por agricultores músicos abren el festival Ensems

Si el ruido se puede organizar, como dijo el compositor experimental John Cage, el estruendo de los tractores se puede afinar. Bajo, medio, agudo. No hay más que ajustar el ralentí del motor, como hicieron los vehículos que ayer salieron de los campos de viñedos y naranjos para interpretar el Concierto para 12 tractores en una céntrica plaza de Valencia. Con este estreno en España se inauguró Ensems, el festival de música contemporánea más veterano del país con sus 36 años.

El director y autor de la obra, el sueco Sven-Åke Johansson, alza la mano y da paso a un tractor, que arranca con suavidad, y consecutivamente el resto se pone en marcha. Después, el director regula la intervención de cada uno y de todos en conjunto, dotando de especial protagonismo a un viejo tractor de la marca Barreiros.

“Sí, yo soy el solista. Tractores como éste apenas quedan, y al director les gusta mucho su sonido, que es diferente”, comenta su conductor, el agricultor Héctor Latorre. Ayer tocó el barreiros, pero normalmente toca el trombón en la banda de música de Godelleta, población cercana a Valencia. Ha sido elegido por esa doble condición, como el resto de sus compañeros, de rostros curtidos por el sol. “El director sueco estaba encantado con poder encontrar a tantos músicos que además condujeran tractores. Nunca le había pasado en los 12 conciertos anteriores en Alemania, Suecia o Dinamarca”, señala Joan Cerveró, director de Ensems, en alusión la tradición tan enraizada en la sociedad valenciana de las bandas de música. “Nuestra intención es comenzar es una celebración de la calle, romper con el tópico de que la música contemporánea es elitista”, añade.

Minutos antes del concierto, Sven-Åke Johansson declina hablar con los medios. Introductor en los años 70 del pasado siglo de la percusión con cartón o espuma de poliuretano y habitual colaborador de artistas visuales y escénicos, el compositor, poeta y productor de performances está preparando el escenario que ocuparan los tractores.

Los vehículos agrícolas llegan con retraso. “Nos ha costado entrar en la ciudad”, apunta Miguel García, que toca la tuba en la banda. “Hombre, no es lo que estamos acostumbrados”, opina sobre la obra que ha ensayado. “Es una aventura, una nueva experiencia”, interviene Elpidio López, clarinetista, desde su tractor, aparcado frente a una tienda de lujo, de las que pueblan el entorno de la plaza del Patriarca.

Arranca el concierto y entre el público se escucha algún comentario irónico o de incomprensión. Al acabar, 25 minutos después, los aplausos son generales. El director saluda, hace bajar a los músicos agricultores y le da mayor relevancia al solista, como es habitual en cualquier concierto.

Concluida la tractorada musical, anoche tuvo lugar uno de sus platos fuertes del festival, el concierto en el Teatro Principal de Valencia, de Ensemble Modern, una de las formaciones de música contemporánea más prestigiosas del mundo.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50