Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El alcalde de Cullera admite que vio el fax que prohibía los fuegos artificiales

Sanjuán se disculpa pero rechaza dimitir por el siniestro que causó una carcasa

El espectáculo se celebró pese a la alerta máxima por riesgo de incendios

El alcalde de Cullera, Ernesto Sanjuán (PP), admitió este lunes haber visto el fax en el que los bomberos le recordaban la prohibición de celebrar espectáculos pirotécnicos en una jornada de alerta máxima por riesgo de incendios forestales pero asegura que los autorizó porque “es tradición”. En la noche del 26 de abril, Sanjuán ignoró la advertencia y permitió que se lanzara el castillo de fuegos artificiales que provocó un incendio forestal de cuatro hectáreas que se acercó peligrosamente a zonas residenciales.

“Siempre se ha tirado desde allí, siempre ha habido incendios, siempre se han apagado y por desgracia, si este año ha sido un poquito más elevado el tema, yo pido disculpas”, se limitó a decir el representante municipal. El alcalde de Cullera se negó a dimitir como le exigían los grupos de la oposición municipal porque, según explicó, de los errores se aprende y ahora se siente mejor alcalde.

Ernesto Sanjuán no desaprovechó el foro municipal para admitir que si tuviera “una máquina del tiempo daría marcha atrás” y no volvería a disparar el castillo. Aunque haya entonado un mea culpa, Sanjuán criticó que el impacto mediático del incendio se ha sobredimensionado porque Cullera TV, que emite en Internet después de que Ayuntamiento cerrara la televisión municipal, cedió las imágenes a todas las cadenas nacionales.

Los grupos del pleno municipal, PP, PSPV-PSOE y Compromís acordaron por unanimidad no volver a realizar los fuegos artificiales en la subida del castillo y buscar una ubicación alternativa para evitar que estos hechos vuelvan a ocurrir.

“Lo tenía muy fácil con solo dar la orden de que no se dispararan los fuegos artificiales”, se quejó el portavoz del PSPV en Cullera, Jordi Mayor. Su grupo valoró positivamente que el alcalde se haya disculpado “por primera vez desde que se declaró el incendio”, aunque lamentó que “llega tarde, porque tendría que haberlo hecho mucho antes”.

Para Jordi Mayor, el alcalde no evitó que se dispararan los fuegos aquella noche “por su actitud prepotente de siempre” y recordó que días más tarde sí suspendió una mascletà. Mayor dijo que si el alcalde ha asumido su responsabilidad en estos hechos “asumirá todas las responsabilidades que puedan venir en el futuro”.

El portavoz municipal de Compromís, Pere Manuel, insistió en pedir la dimisión del alcalde porque “ha puesto en peligro la vida de las personas”.

El secretario general del PSPV-PSOE, Ximo Puig, dijo no entender “cómo es posible que la Generalitat tarde tanto en cerrar el expediente del incendio de Cullera cuando todo el mundo sabe lo que pasó”.