Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

400 voluntarios recogen firmas para reabrir la televisión pública

La Iniciativa Legislativa Popular (ILP) debe reunir al menos 50.000 apoyos para que se tramite en las Cortes Valencianas

Fedatarios de la Iniciaitva Legislativa Popular (ILP) en el momento de registrase en las Cortes valencianas.
Fedatarios de la Iniciaitva Legislativa Popular (ILP) en el momento de registrase en las Cortes valencianas.

El secretario de la comisión promotora de la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) para una radio y televisión públicas en valenciano, Josep Lluís Fitó, destacó este miércoles que en su primer fin de semana desde que comenzó la recogida de firmas, el pasado 24 de abril, recogieron cerca de 600 apoyos para esta propuesta, sólo en la Fira del Llibre de València.

Fitó se expresó así en el acto de recogida de credenciales de los fedatarios —quienes dan fe de que las firmas recogidas son correctas— en las Cortes Valencianas, donde protagonizaron una protesta a las puertas y donde lanzaron proclamas para exigir la dimisión del presidente de la Generalitat, Alberto Fabra. El acto congregó a unos dos centenares de fedatarios, de los 400 que hay repartidos por toda la Comunidad Valenciana, según los organizadores de la ILP, promovida desde el comité de empresa de RTVV con el apoyo de numerosos colectivos.

Según explicó Fitó, el plazo de recogida de firmas es de cuatro meses, aunque podría ampliarse a dos más y el número mínimo para que se admita a trámite en las Cortes la iniciativa es de 50.000. “Vamos a recoger cuantas más mejor”, aseveró.

En un tríptico explicativo, se describe que esta ILP reivindica el derecho colectivo del pueblo valenciano a recibir y comunicar ideas e informar en la lengua propia a través de medios de comunicación audiovisuales. Además, la ILP “constata que después del cierre de RTVV, la valenciana “es la única autonomía con lengua propia que no dispone de medios públicos para su difusión”. Y destaca que el uso y promoción del valenciano implica la defensa de la identidad, los valores y los intereses del pueblo valenciano y su patrimonio cultural”.