Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fabra anuncia la venta de la Ciudad de la Luz por lotes

El presidente del Consell reitera que las ofertas por la totalidad del complejo tendrán prioridad

El ministro García Margallo y Fabra en Casa Mediterráneo.
El ministro García Margallo y Fabra en Casa Mediterráneo.

Eduardo Zaplana y Francisco Camps hicieron posible el sueño del director Luis García Berlanga de construir unos estudios cinematográficos junto al Mediterráneo. El complejo, conocido como la Ciudad de la Luz, solo brilló a golpe de subvención pública. Unas ayudas sin las cuales nunca hubiera funcionado y que, a la postre, han sido la causa de su liquidación después de que la Unión Europea decidiera que los 256 millones de euros concedidos por la Generalitat no respetaban la libre competencia y que había que devolverlos.

Un amargo despertar del sueño berlanguiano que este jueves confirmó el presidente de la Generalitat aprovechando la visita del presidente de la Comisión Europea José Manuel Durão Barroso a Alicante. Alberto Fabra anunció que la venta de la Ciudad de la Luz se está “ultimando” y que se hará “por lotes” y al “mayor precio posible”. Las negociaciones que, previsiblemente, culminarán las próximas semanas, se están llevando a cabo en permanente contacto con la Unión Europea “para que no haya ningún tipo de distorsión” entre la aplicación de las normativas autonómicas y las europeas, según dijo Fabra.

Durão y el paro juvenil

El presidente de la Comisión Europea aprovechó su visita a Alicante para opinar sobre el plan de empleo juvenil aprobado por la Unión. Según Durão el hecho de que el paro juvenil roce el 53,6% es “insostenible” e “inaceptable”.

Durao Barroso y Antonio Campino en la OAMI.
Durao Barroso y Antonio Campino en la OAMI.

Durante la reunión que mantuvo con Fabra, el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García Margallo y el presidente de la OAMI, Antonio Campinos, subrayó que los Estados miembros de la Unión Europea “se han comprometido a establecer garantías” para que todos los jóvenes menores de 25 años “reciban una oferta de empleo de calidad, formación permanente o un contrato de aprendizaje o prácticas” en un plazo de cuatro meses desde su salida de la formación reglada o del inicio del desempleo, y resaltó el compromiso del Gobierno en este programa.

Por su lado, Fabra tildó de “fundamental” esta medida para lograr que los jóvenes valencianos tengan “más posibilidades” que el resto de ciudadanos para encontrar un primer empleo. Barroso aplaudió la “profunda reforma estructural” que ha impulsado el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, con “voluntad y determinación” y que deben “continuar” en los próximos años.

El Consell perdona la deuda de Aguamarga

La diputada socialista Eva Martínez ha presentado una serie de iniciativas parlamentarias en Las Cortes para que la consejera Català explique “cómo el Consell va a cobrarle a Aguamarga Gestión de Estudios SL, los 1,2 millones de euros que les debe en virtud de sentencia judicial”.

De esta manera, ha insistido en que Català tiene que explicar “por qué ayer sus abogados votaron en contra del Convenio y Plan de Viabilidad propuesto por la empresa Aguamarga”, que está en concurso de acreedores, ya que con ello, “votó en contra de que esta empresa pueda ser viable económicamente y así pueda pagar la deuda que mantiene con Ciudad de la Luz”. “Renunció en definitiva a cobrar de Aguamarga los 1,2 millones que tanta falta hace a los valencianos y valencianos”, según ha remarcado Eva Martínez.

Ayer en el Juzgado de lo Mercantil número 2 de Alicante la Junta de Acreedores de Aguamarga Gestión de Estudios S.L. en la que se ha votado el Convenio y Plan de Viabilidad propuesto por la empresa para salir de la situación y que había sido aceptado a trámite por el Juzgado e informado favorablemente por el Administrador Concursal.

La propuesta de Aguamarga consistía en reiniciar la actividad de los estudios y abonar las deudas pendientes de 4,9 millones de euros a lo largo de 5 años con las condiciones siguientes: aplicar una quita, reducción de la deuda, del 35%, dos años de reanudación de la actividad sin abonar cantidad alguna y a partir del tercer año la devolución sería del 10% ese año, del 30% el 4º año y del 60% durante el 5º año.

Como garantía complementaria se planteaba el compromiso de aprobar una ampliación de capital de algo más de 1 millón de euros que permitiese a Aguamarga tener la capacidad económica suficiente para reiniciar la actividad paralizada a causa de la actuación de Ciudad de la Luz SA y poder afrontar los gastos durante los primeros seis meses de funcionamiento hasta que se obtuviesen los primeros beneficios.