La empresa que fundó el exconselleiro Javier Guerra entra en concurso

El Secreto del Mar creció como la espuma al adquirir los derechos de la marca El Niño

Local de El Secreto de El Mar en Vigo, con la marca en la pared del rótulo de El Niño, que ha sido arrancado.
Local de El Secreto de El Mar en Vigo, con la marca en la pared del rótulo de El Niño, que ha sido arrancado.LALO R. VILLAR

“Como el mar, tenemos un horizonte amplio y una fuerza imparable”, escribía Javier Guerra —antes de que Feijóo lo llamase para ser conselleiro— en la web oficial de El Secreto del Mar, una página que semeja llevar sin actualizar desde hace más de un lustro. La empresa que en 2002 fundaron el que fue titular de Industria y su amigo y socio Juan Antonio Costas ha entrado en fase de marea muerta y en concurso voluntario de acreedores. Lo declaró el juzgado de lo Mercantil número 3 de Pontevedra, con sede en Vigo, el 6 de marzo de 2014.

La compañía, que llegó a ser elegida Empresa Revelación del Año, creció como la espuma prácticamente desde su fundación, cuando a los pocos meses de crearse, durante sus vacaciones de agosto, Costas descubrió en Tarifa una modesta tienda de ropa surfera en la que se vendía la marca El Niño. Telefoneó a su socio urgiéndole a presentarse cuanto antes en Cádiz, y allí mismo cerraron el trato de sus vidas. Guerra y su amigo se hicieron con los derechos para fabricar y distribuir los diseños aunque la marca seguiría perteneciendo a sus inventores. El Niño llegó a 800 puntos de venta, 160 de ellos en El Corte Inglés, causó furor entre los adolescentes de todo el planeta y, de paso, entre los grandes y pequeños traficantes internacionales de ropa falsa.

Más información

Ahora El Secreto del Niño ya no está bajo el control de sus padres. Guerra llevaba el mando del negocio cuando era diputado por Pontevedra en el Congreso, pero al ser nombrado conselleiro puso el timón de la parte que le correspondía en manos de su hermana y otras personas de su entorno. Costas seguía entonces y sigue siendo la cabeza visible, aunque ayer este periódico no logró contactar con él en la empresa. La persona que atendió el teléfono en la sede oficial de Coruxo (Vigo) no quiso dar ninguna explicación. La mayoría accionarial depende ahora de un fondo de capital riesgo, Tirant, original de Valencia, según informó ayer economíadigital.es. Tirant y Guerra constituyeron en 2008 El Secreto de la Dama, una sociedad con domicilio en Madrid a la que fueron a parar el 100% de las acciones de Kelme, en manos de los levantinos, y la mayoría de las de la sociedad viguesa. En La Dama, que figura ahora como administrador único de El Secreto del Mar, Juan Antonio Costas aparece como vicepresidente, consejero y apoderado desde 2010, y el grupo Riva y García ostenta la presidencia, pero entre los cargos directivos no se puede leer el nombre del primer responsable de Economía e Industria que tuvo Feijóo.

Por su parte, de nuevo inmerso en su actividad empresarial, el ahora diputado del PP Javier Guerra compró a través de la sociedad familiar Mar de Moel la marca de complementos Fun&Basics en 2012, cuando la firma se encontraba en pleno trance de liquidación. Fuentes próximas al exconselleiro aseguraban un año después que esta marca de zapatos y accesorios se había convertido en su nueva gran apuesta para conquistar el mercado español.

Los últimos resultados económicos que se encuentran en la página de El Secreto del Mar son deslumbrantes, pero corresponden al año 2007. Entonces, según ese balance, las diferentes marcas comercializadas por esta empresa, siempre con El Niño como rey de la casa, eran demandadas en Europa y El Secreto generaba “60 empleos directos y casi 1.000 indirectos”. Las ventas llegaron a alcanzar los 31 millones de euros, después de experimentar desde 2002 un crecimiento anual del 195%.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50