Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
primarias del psc en barcelona

El PSC pincha en las primarias a la alcaldía de Barcelona

La participación es solo de 7.463 personas, por debajo de la esperada

Los dos ganadores, Jaume Collboni y Carmen Andrés, son afines al aparato

Jaume Collboni y Carmen Andrés, los dos ganadores de las primarias. Ampliar foto
Jaume Collboni y Carmen Andrés, los dos ganadores de las primarias.

El PSC de Barcelona pinchó ayer en su intento de reconectar con la sociedad para levantar el vuelo. Las elecciones primarias convocadas para abrir el partido a la ciudadanía apenas movilizaron a 7.463 personas, muy lejos del mínimo de las 11.000 que se esperaba en una ciudad con más de un millón y medio de empadronados, que son las que podían votar si eran mayores de 16 años.

El perfil de los dos ganadores también avala la tesis de que las primarias no consiguieron el objetivo de abrir el partido a la sociedad. Son Jaume Collboni, exdiputado autonómico y exportavoz del partido y considerado el candidato de la dirección del PSC de la calle de Nicaragua, y Carmen Andrés, concejal del distrito de Nou Barris e identificada con la federación de Barcelona. Collboni logró 2.539 votos y Andrés, 1.702. Anoche empezó a circular la posibilidad de un pacto entre ellos para evitar la segunda vuelta, prevista para el 5 de abril.

La votación de la diputada Rocío Martínez-Sampere.
La votación de la diputada Rocío Martínez-Sampere.

Las primarias arrancaban con un censo electoral de 21.000 personas sumando los avales presentados por los candidatos (11.000), los simpatizantes del partido (7.000) y los militantes (3.000). A ello había que añadir las personas que no constaban en ningún listado, el verdadero objetivo que se habían propuesto movilizar los socialistas. Finalmente votaron 1.462 militantes (casi la mitad), 797 simpatizantes y otras 5.204 personas, ajenas al partido, aunque no se sabe cuántas avalaron a algún candidato. La suma de militantes y simpatizantes que votaron ayer es, por tanto, de 2.259, frente a los 4.153 que participaron en las primarias de 2011 para elegir entre Jordi Hereu y Montserrat Tura. Entonces no podía participar la ciudadanía.

La socialista Laia Bonet votando a primera hora.
La socialista Laia Bonet votando a primera hora.

Los otros tres aspirantes que no pasaron el corte tienen en común haberse mostrado críticos en mayor o menor medida con la estrategia política del partido liderado por Pere Navarro, especialmente con el proceso soberanista. También coincidían en su discurso en la necesidad de la regeneración política. Jordi Martí, el jefe de la oposición municipal en el Ayuntamiento de Barcelona desde hace más de dos años, logró 1.515 votos y había hecho de las primarias un trampolín para, en caso de victoria, forzar un congreso extraordinario y acabar con Navarro. Ha sido, además, el único candidato que ha introducido el soberanismo en su discurso político.

El candidato a las primarias del PSC Jordi Martí (d) acompañado de su madre (c) en el centro civico Casa Groga.
El candidato a las primarias del PSC Jordi Martí (d) acompañado de su madre (c) en el centro civico Casa Groga. EFE

Tras la derrota queda por ver ahora si mantiene su escaño de concejal o renuncia. Otra de las incógnitas a despejar es si se celebrará o no un congreso extraordinario de la federación de Barcelona y se retira Carles Martí, actualmente senador. Sería la manera de que el ganador de las primarias y alcaldable de Barcelona se hiciera también con las riendas del partido para afrontar ese proceso.

Las otras dos perdedoras de las primarias son la exdiputada autonómica Laia Bonet (1.102 votos) y Rocío Martínez-Sampere (589), parlamentaria en la cámara catalana. Bonet ha centrado su discurso en la necesidad de transformar las estructuras del partido y fue una de las primeras en reclamar primarias. Sintoniza, además, con los sectores críticos del PSC y hace unos días participó en el acto de Les Cotxeres de Sants que reunió a todos esos colectivos. Sampere, por su parte, fue uno de los cinco votos del PSC que se desmarcaron de la mayoría del grupo y no votaron en contra de la declaración soberanista de marzo de 2013 que ha acabado anulando el Tribunal Constitucional.

Collboni ganó en seis de los diez distritos de la ciudad. Donde hubo más participación fue en Ciutat Vella (597 votos), Sarrià (436) y Nou Barris (426). Durante la jornada circularon por las redes sociales acusaciones de manipulación de votos contra la candidatura de Collboni e insidias contra su equipo de campaña, pero el juego limpio se impuso al final entre los candidatos y los ganadores fueron felicitados. La autoridad electoral dijo no haber recibido ninguna queja.

En la sede del PSC se respiraba anoche un ambiente de euforia insólito en años. Collboni realizó un discurso que rezumaba sabor a candidato. Carmen Andrés, por su parte, insistió en que las primarias “levantaban el ámino por la ciudad y los valores socialistas”, mientras que Carles Martí coincidió en la idea de que con las primarias se iniciaba una nueva etapa en la Barcelona progresista.

Más información