Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN

La frase de Moreno Bonilla

Tan difícil es mantener el Gobierno como perder unas elecciones tras otras sin reflexionar sobre los errores

De momento, la operación entrada de Juan Manuel Moreno Bonilla en Andalucía no está siendo demasiado estrepitosa. Pese a los titubeos iniciales —la semana de lanzamiento la dedicó a explicar su currículo y la siguiente a excusar a Cospedal porque no le llamaba para felicitarlo—, ha resuelto con relativa pulcritud el dedazo de su nominación con un apoyo mayoritario en el Congreso que lo aupó el liderazgo del PP en Andalucía, donde salió con el respaldo de hasta sus máximos enemigos íntimos. Desde ese día inició un recorrido por los principales medios de comunicación para darse a conocer desde una premisa básica: mientras menos cosas decía menos riesgo tenía de equivocarse. Y así ha seguido, hasta que esta semana ha dejado casi de hablar.

Juan Manuel Moreno Bonilla ha dicho que necesitará un año para ser Juanma Moreno Bonilla. Es el tiempo que precisa para hacerse con las riendas del PP andaluz, una formación política que está hecha como un traje a la medida de Javier Arenas.. Doce meses en política son una eternidad, por lo que le puede pillar unas elecciones anticipadas en pleno año de apaños internos, con las encuestas patas arribas para su formación política y los ciudadanos preguntándose quién es ese señor que aparece en los carteles del PP.

Con todo, Moreno Bonilla en menos de un mes de liderazgo ha dicho ya la frase más impresionante que ha pronunciado nunca un dirigente del PP en Andalucía. Ha sido necesario que trascurrieran tres décadas para escucharlas en la boca de un dirigente popular. Aquí llevan la frase completa, destacada en una entrevista en El Correo de Andalucía: “Los responsables de que en Andalucía no haya habido alternancia no son los andaluces, el problema es del PP. El Partido Popular no ha sido capaz de articular una alternativa suficientemente mayoritaria como para gobernar Andalucía. Esa responsabilidad es exclusivamente nuestra”·

Si realmente el líder el PP andaluz se cree sus propias declaraciones, puede poner fin a una treintena de años de lloriqueos por las esquinas tras cada cita electoral; tres décadas de malas excusas después de las continuas derrotas, así como a un error histórico: acusar a los votantes de equivocarse a la hora de introducir la papeleta en las urnas con sus apelaciones al voto cautivo o al clientelismo. Tan difícil es mantener el Gobierno de la Junta desde que se instauró la democracia, como perder unas elecciones tras otras sin realizar una mínima reflexión sobre los errores cometidos. Bonilla debería poner una pizarra en cada sede el PP andaluz y mandar copiar la frase cien veces a cada dirigente hasta que se la aprendan de memoria. Arriba, en la pizarra, junto a la fecha del día una anotación de tres palabras: “Ya era hora”.

@jmatencia