Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ultimátum de RTVV para pactar el despido de 1.608 trabajadores

La empresa da indemnizaciones por 83 millones de euros y el comité pide 86,5

CC OO e Intersindical rechazan la propuesta

El sábado concluye el plazo de negociación

No hay acuerdo, pero se han acercado las cifras globales de lo que proponen unos y otros, a tres días del fin de las negociaciones del expediente de regulación de empleo (ERE) por extinción por el que se despedirán a los 1.608 trabajadores (más 27 en excedencia) de Radiotelevisió Valenciana. Esta tarde del viernes se reanudarán las conversaciones. El presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, mandó apagar Canal 9 y enmudecer Ràdio 9 el pasado 29 de noviembre y desde entonces la Comunidad Valenciana es la única autonomía española con lengua propia sin medios públicos de comunicación.

La dirección de RTVV SAU rechazó este jueves la propuesta unánime que formularon los representantes de los trabajadores, que ascendía a 86,5 millones de euros (y reduce en 11 millones sus pretensiones iniciales) para el pago de indemnizaciones y otros conceptos. Y elevó su oferta a 83 millones (10 más que su posición de partida), según fuentes sindicales.

Esta cantidad se emplearía, fundamentalmente, para el abono de indemnizaciones de 34 días por año trabajado con un máximo de 30 mensualidades, y un pago lineal de 6.000 euros a los empleados cuyo salario es inferior a 35.000 euros al año y de 3.000 euros para aquello que lo superen. También incluye un plan social, con una línea de subvenciones para autónomos o emprendedores de 5.000 euros a fondo perdido, y un plan de acceso al Fondo Europeo de Adaptación a la Globalización, con una consignación de tres millones de euros, entre otras medidas.

La empresa lanzó esta oferta como un ultimátum: o esto, y lo aprueban por unanimidad todas las secciones sindicales que integran el comité, o los 20 días por año trabajado con un máximo de 12 meses, que marca la reforma laboral. Esta actitud molestó a la parte social, al considerar que se trata de “un chantaje intolerable”, según la Intersindical, el sindicato mayoritario junto a CC OO. “Con la negativa empresarial, se rechaza tanto la oferta sindical como el instrumento que se ofrecía para llegar a un acuerdo”, añadió.

La empresa, además, puso más presión sobre los sindicatos, subrayando en su comunicado que su oferta “es ventajosa” y, a pesar de ello, “la representación de los trabajadores ha manifestado la posibilidad de no convocar a los afectados a una asamblea”. Todos los sindicatos convocaron ayer por la tarde por separado a sus correspondientes afiliados. La asamblea de Intersindical votó no a la propuesta de la empresa (75%, no; y 25%, sí). La de CC 00 también la rechazó con una mayoría áun más amplia.

El comité de empresa insistió en la viabilidad del servicio y en no reconocer las causas aducidas para el despido colectivo y explicó que han presentado esa “propuesta definitiva”, la quinta planteada en la negociación, para “reducir las consecuencias negativas para los trabajadores”. CC OO sostuvo que la empresa rechazó su propuesta con el argumento de que “era más cara”.

La diferencia en la negociación de este ERE con otros es su carácter terminal al tratarse de la extinción de una empresa pública que ya pasó por un ERE, declarado nulo por el Tribunal Superior de Justicia valenciano.