Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSC avala que el imputado Gimeno se convierta en diputado en el Parlament

Casi todos los acusados en el caso de CatalunyaCaixa mantienen sus cargos

La dirección del PSC avala que el sustituto de Jaume Collboni en el Parlament sea Cristòfol Gimeno, uno de los 54 miembros del Consejo de Administración de CatalunyaCaixa que están imputados por el caso de los sobresueldos a los directivos. El argumento de la calle de Nicaragua es que la causa judicial acabará archivada y que se produciría un daño irreversible si el diputado hubiera renunciado.

Gimeno es alcalde de Castellgalí (Bages) y primer secretario del partido en las comarcas del Bages, Berguedà y Ripollès. Se le considera afín al aparato y seguramente eso explica que el PSC argumentara ayer que “en la lista de acusados hay cargos públicos de todos los partidos y ninguno ha dimitido”.

Existe, por lo menos, una excepción. Es Maties Vives, ex diputado del PSUC en el Parlament y que al ser imputado en el mes de octubre dejó el cargo de concejal en Montblanc. Calificó de “disparate” su imputación, pero puntualizó que los políticos han de ser honestos y aparentarlo. En las mismas filas del PSC se produjo también la renuncia de Joan Echániz, gerente del Ayuntamiento de L’Hospitalet, que compatibilizaba ese cargo de más de 100.000 euros anuales con el de miembro de la comisión ejecutiva de la entidad bancaria.

También está imputado en el mismo caso el alcaldable de ERC en Tarragona, Pau Ricomà, quien votó en contra de los sobresueldos el día que se aprobaron. Y Jaume Antich, vicepresidente de la diputación de Tarragona por el PSC. CiU también tiene su cuota de imputados: Maria Antònia Trullàs, alcaldesa de Calaf; Francesc Xavier Farriol, teniente de alcalde de Viladecans; Joan Carrera Pedrol, ex diputado autonómico, y Francesc Iglesias Sala, exalcalde de Sant Joan de Vilatorrada.