Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fomento presenta la ampliación del tramo central del ‘bypass’

La delegada del Gobierno convoca a los alcaldes de 15 municipios para explicarles el proyecto

El tramo que sale a información pública costará 285 millones y va de Museros a Riba-roja del Turia

El BOE publica este viernes el proyecto de ampliación del tramo central del bypass metropolitano. Serán 22 kilómetros que discurren entre el enlace con la CV-32 (a la altura de Museros) y la A-3 a su paso por las localidades de Riba-Roja del Turia y Loriguilla. Costará 285 millones de euros y se dividirá en tres fases. 

La delegada del Gobierno en la Comunidad Valenciana, Paula Sánchez de León, se ha reunido con la consejera de Infraestructuras, Isabel Bonig, y los alcaldes de 15 municipios del área metropolitana de Valencia para presentarles un día antes el proyecto que sale este viernes a exposición pública. "Es un proyecto importante, que separará los tráficos de largo recorrido de los de agitación o corto recorrido", ha resumido la delegada.

Bonig ha destacado que el trazado del tramo central desbloquea la situación urbanística de muchos municipios. "Muchas de las localidades del área metropolitana tienen condicionados sus planes generales por la reserva de 500 metros de suelo que se hizo hace años junto al actual bypass para garantizar su posterior ampliación", ha reconocido la consejera. Museros, por ejemplo, tiene su polígono industrial pendiente de la obra. 

Los procesos administrativos culminarán a lo largo de 2014 (alegaciones, informe de impacto ambiental y aprobación definitiva) y al año siguiente está previsto que se liciten los subtramos. La ampliación de la circunvalación entraría en servicio en 2018 si se cumple el calendario.

Enlace entre A-3 y A-7

El Ministerio de Fomento ha puesto, por otro lado, en servicio la remodelación del enlace entre las autovías A-3 y A-7 en Valencia, uno de los de mayor intensidad de tráfico de la Comunidad Valenciana.

La actuación forma parte de las obras licitadas por la SEITT, de ampliación a tres carriles en la A-3, en el tramo entre Valencia y Buñol. El presupuesto total de la actuación supera los 84 millones de euros.

El enlace puesto hoy en servicio este jueves, inicialmente era completo en cuanto a los movimientos principales entre autovías. El tráfico que se enlazaba entre las autovías A-3 y A-7 lo hacía mediante carriles de cambio de velocidad y trenzado de escasa longitud y limitada capacidad, afectado adicionalmente por el tráfico del enlace de Loriguilla-Ribarroja-Polígono Industrial a escasamente un kilómetro de distancia.

Los puentes eliminan los trenzados de los movimientos Valencia - Loriguilla y Barcelona - Madrid por un lado, y Madrid - Alicante y Loriguilla - Valencia, por otro. El paso inferior, de 64 metros de longitud y ejecutado in situ con pilotes de 1 m de diámetro, elimina el trenzado existente entre el ramal Alicante - Madrid y los ramales Valencia - Alicante y Valencia - Loriguilla.

La actuación se completa con la construcción de vías colectoras entre este enlace y el de la CV-374, evitando las interferencias que la escasa separación entre ramales generaba en el tronco de la A-3.