Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Sociedad Gitana decreta diez días de luto y lazos violeta en las ferias

El subdelegado del Gobierno muestra respeto "a las normas internas del colectivo"

Entierro de la víctima en Pontevedra
Entierro de la víctima en Pontevedra

La Sociedad Gitana en Galicia decretó tras el sepelio 10 días de luto oficial y anunció que como señal de duelo se van a colgar lazos morados contra la violencia machista “en todas las ferias y mercados de Galicia”. Sinaí Jiménez afirma que este “es el primer caso en la historia de España de un gitano puro que mata a su esposa”. Según él, “los otros asesinos fueron mestizos, tres partes gitano y una payo”. “No hay dolor”, sigue, “por la familia del asesino”, a los que llama sin dudarlo “los agresores”: “Para nosotros todos son culpables: el que más y el que menos conocía el peligro, sabían que el hombre era agresivo y no hicieron nada”. Más que de “destierro”, puntualiza en un momento dado Jiménez, es una “orden de alejamiento” para evitar males mayores.

 Por su parte, Eva Vera, delegada en Galicia de la Fundación Secretariado Gitano, confiaba ayer en que no se produzcan represalias y equiparó este caso a cualquier otro de violencia machista. Pidió, además, que los cuerpos de seguridad no tomen “medidas extraordinarias” y actúen como lo harían si se tratase de un crimen entre payos. La Guardia Civil sospecha, sin embargo, que este asesinato puede traer otras consecuencias, ya que los Montoya Jiménez y los Cortiñas del poblado lucense de O Carqueixo protagonizaron un episodio violento en 2005. En el tiroteo murió un miembro del segundo clan y se produjo también, entonces, una huída preventiva.

En Vilaboa y otras localidades pontevedresas se organizaron ayer concentraciones de repulsa contra el crimen. El alcalde de Poio, Luciano Sobral, dijo que confía en que “todo se resuelva por los cauces legales” (el caso está en el Juzgado de Instrucción 3 de Lugo, que dirige Estela San José). El subdelegado del Gobierno en Pontevedra, Antonio Coello, recordó que “el destierro no existe en nuestra Constitución”, para acto seguido asegurar que no obstante respeta “la medida interna de un colectivo”.

 

Más información