Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Contra la censura y la regresión

Concentración por el cierre de RTVV y Catalunya Ràdio y por la ley de seguridad

Dos participantes en la manifestación contra el cierre de Canal 9 y Ràdio Catalunya con máscaras contra el PP.
Dos participantes en la manifestación contra el cierre de Canal 9 y Ràdio Catalunya con máscaras contra el PP.

La referencia a la marea blanca, que ha logrado paralizar la privatización de la sanidad madrileña, fue de las más aplaudidas. La hizo el presidente del comité de empresa de Ràdio Televisió Valenciana (RTVV), Vicent Mifsud, para insuflar ánimos a los centenares de personas que se concentraron en la plaza Manises de Valencia, frente a la Generalitat.

Protestaron por el cierre de RTVV, del que este miércoles se cumplió dos meses, y por el reciente fin de las emisiones de Catalunya Ràdio en territorio valenciano, por la posible sanción de una millón de euros por parte del Gobierno central a Acció Cultural del País València. Y también denunciaron el proyecto de ley de Seguridad Ciudadana del Gobierno central, porque el acto aglutinó a la otra convocatoria prevista para media hora después en la plaza de la Virgen por la Asociación por la Defensa de las Libertades y los Derechos Sociales y Civiles. Además, se expresó la convicción de que las cosas cambiarán apelando a que falta menos de un año y medio para las elecciones autonómicas valencianos de mayo de 2015.

De modo que las reivindicaciones fueron muy variadas, con el denominador común de la exigencia del respeto a los derechos de la ciudadanía, a tener información en su lengua y a manifestarse en libertad.

Mifsud recordó que la Generalitat ya lleva gastados nueve millones de euros para mantener una plantilla de 1.500 empleados sin acudir a su puesto de trabajo. “Tiene la obligación de rectificar”, porque “RTVV es viable sobre las bases que han planteado los trabajadores y a la Generalitat le saldría más barato volverla a poner en marcha”, añadió. Además, “los valencianos tendrán que seguir pagando intereses y amortizaciones de la deuda del ente público hasta 2027”. Se profirieron gritos de [Alberto] “Fabra dimissió” y “moniato”.

El portavoz de Acció Cultural, Toni Gisbert, denunció que la Comunidad Valenciana “vive en una situación de emergencia nacional” ante la “regresión democrática” y la “censura a los medios de comunicación que aplica el Gobierno de Fabra”, y defendió que la “batalla de la movilización social para cambiar el Consell esta ganada”.

La secretaria de la Unió de Periodistes Valencians, Cristina Chirivella, criticó la “nula preocupación” del Gobierno español y autonómico por conservar “nuestra lengua” y aseguró que desde su organización se seguirá luchando para garantizar el derecho a “hacer y a recibir información en valenciano”.

A la concentración se sumaron políticos de diferentes partidos nacionalistas y de izquierda, además de algunos representantes sindicales y ciudadanos anónimos.

Más información