Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Críticos del PSC crean una asociación favorable al derecho a decidir

El exdiputado socialista Toni Comín asegura que la plataforma no pretende cambiar el PSC porque es "una batalla perdida"

Nueva plataforma crítica surgida de las aguas revueltas del PSC. La Asociación Socialisme, Catalunya i Llibertat, impulsada por el exdiputado socialista Toni Comín, se ha presentado este miércoles apadrinada por antiguos cargos socialistas y de Ciutadans pel Canvi como la exdiputada Rosa Maria Ferrer o la exalcaldesa de Campdevànol, Nuria López, que dimitió en noviembre por desavenencias con la cúpula del partido sobre la postura soberanista. Pese a la presencia de antiguos dirigentes y actuales militantes del PSC, el cometido de la asociación no es cambiar el partido porque es "batalla perdida" sino "crear un nuevo espacio político" para acoger a todos los socialistas que "se han quedado a la intemperie", según han explicado en rueda de prensa.

Los impulsores de esta nueva asociación, que de momento está formada por unas 50 personas, han mostrado su disconformidad con la decisión tomada por el partido de Pere Navarro de descolgarse del proceso político que impulsa Artur Mas. "Nos parece de una gravedad extrema que el PSC no haya apoyado la vía del 150.2", aseguró Toni Comin en referencia a la negativa de los socialistas a apoyar en el Parlament la petición al Congreso de traspasar la competencia para convocar referendums en Cataluña. Tal y como han explicado los impulsores, la asociación nace debido a la "falta de representación" en la que el PSC les ha dejado tras sus últimas decisiones en el ámbito soberanista.

Comín, principal valedor de la plataforma, pretende que la asociación evidencie que gran parte de los socialistas catalanes están "decididamente a favor del derecho a decidir". Sobre la dicotomía entre federalismo e independencia, la Asociación Socialisme, Catalunya i Llibertat asegura que hay pluralidad entre sus militantes, aunque el consenso de partida es el "derecho a decidir". "Mi opción federal es tan exigente que parece difícil que España la acepte. Por lo tanto mi plan B es la independencia", ha apuntado Comín.

Pese a una postura clara en el ámbito soberanista, el grupo fundador de la asociación ha manifestado la necesidad de trabajar en otros ejes, "más urgentes que la propia cuestión nacional". En este ámbito señalan la regeneración democrática como una de las tareas urgentes para acometer en Cataluña. Uno de sus próximos pasos será relanzar la ILP para constituir una ley electoral catalana, una propuesta que recoge el testigo de la plataforma Ciutadans pel Canvi, de la que vienen buena parte de sus integrantes.