Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Centenares de trabajadores de RTVV protestan junto al Palau de la Generalitat

El comité de empresa pide calma a los concentrados en medio de un fuerte despliegue policial

Ciscar afirma que el Consell no está "contento" con la imagen que se dio con el cierre

Los trabajadores de RTVV han guardado un minuto de silencio a las 12.19, horas del corte de emisión de Canal 9.

Centenares de trabajadores de Radio Televisión Valenciana (RTVV) se han concentrado junto al Palau de la Generalitat para protestar contra el cierre de la empresa pública a partir de las 12.19, la hora en que el pasado viernes el Consell desconectó la emisión de Canal 9 tras 12 horas de programación en directo sobre la clausura.

La concentración, convocada por el comité de empresa, transcurre en medio de un fuerte despliegue policial. El Palau de la Generalitat está acordonado para mantener a los trabajadores alejados. Antes de iniciarse el acto, el presidente del comité, Vicent Mifsud ha pedido "calma" a los manifestantes y que eviten que su protesta afecte a las víctimas del terrorismo, convocadas a un acto con el presidente del Consell, Alberto Fabra.

Mifsud ha considerado "correcta" la actuación policial en las manifestaciones de los últimos días en actos de la agenda oficial de Fabra, cargadas de tensión y el martes de empujones que acabaron con una periodista en el suelo y patadas al coche del presidente. Si ha habido "abusos" son de los dirigentes políticos que han decidido el cierre de RTVV, ha defendido Mifsud. El presidente del comité de empresa ha destacado también que la clausura cuesta a las arcas públicas 200.000 euros en nóminas todos los días, ya que los 1.660 trabajadores están de permiso retribuido hasta que se liquide definitivamente el ente público.

Los trabajadores han guardado un minuto de silencio a las 12.19. El silencio se ha roto con gritos de "¡Fabra dimissió!".

Trabajadores de RTVV, en la concentración a las puertas del Palau de la Generalitat.
Trabajadores de RTVV, en la concentración a las puertas del Palau de la Generalitat.

La pitada de los trabajadores en el entorno del Palau de la Generalitat resuena también en la sala de prensa en la que el vicepresidente del Consell, José Ciscar, da cuenta esta mañana de los acuerdos del pleno del Gobierno valenciano.

Ciscar ha asegurado que el Consell "entiende las protestas" y las considera "totalmente legítimas". "Lo único es que no se pueden legitimar algunas conductas individuales que pueden estar fuera de la legalidad", ha añadido Ciscar, que también ha pedido "serenidad" a los afectados.

El vicepresidente ha admitido que no están "contentos" con la imagen que se ha dado con el cierre de RTVV, al tiempo que ha asegurado que el Consell prefiere las críticas a "la manera y duración" del proceso a que se hubiera tenido que desalojar "por la fuerza" a los trabajadores.

Ciscar ha reiterado que las decisiones adoptadas obedecían al mandato de la ley de liquidación de RTVV, que "obliga a todos", incluido el comité de empresa y los trabajadores.

"Era un proceso totalmente necesario y sabíamos que no iba a ser un proceso fácil", ha indicado el portavoz del Consell, quien ha explicado que se pretendió cerrar RTVV por la noche para "generar la menor conflictividad posible", por ser un momento con menos trabajadores, y ha insistido en que se dio prioridad a que no se usara la fuerza policial.

también ha explicado que el consejo de liquidación de RTVV procederá ahora a licitar la contratación de la empresa que les asesorará jurídicamente en la elaboración y aplicación del ERE de extinción, para lo que se intentará agilizar "al máximo los plazos", y será el responsable de la negociación con los trabajadores.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >