Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Audiencia de A Coruña rechaza dejar en libertad al padre de Asunta

También ha decidido ratificar que el caso sea juzgado por un jurado

La defensa de la madre pedía que no se aplicara la norma

La Audiencia de A Coruña ha decidido desestimar el recurso de apelación interpuesto por Alfonso Basterra, el padre de la pequeña Asunta hallada muerta el pasado 22 de septiembre, en el que solicitaba su inmediata puesta en libertad. El Tribunal  también ha rechazado el recurso interpuesto por el abogada Rosario Porto en el que se solicitaba que el procedimiento no continuase por la Ley del Jurado.

Como su exesposa, Alfonso Basterra permanece en la prisión de Teixeiro, en Curtis (A Coruña), desde el pasado 27 de septiembre. En un primer momento ambos fueron imputados por el homicidio de su hija de 12 años de edad, pero posteriormente, esa imputación fue agravada a asesinato. El pasado jueves, Basterra se negó a declarar ante el instructor del caso, el juez José Antonio Vázquez Taín, a diferencia de su exesposa, quien sí respondió al interrogatorio para reafirmarse en que es inocente, aunque fue adaptando su versión de los hechos al contenido del sumario, cuyo secreto se había levantado unos días antes.

Precisamente ayer se conocía que Porto será sometida a un examen psiquiátrico para determinar si tiene "algún tipo de trastorno" tras acceder a la petición de la Fiscalía. También se le ha practicado  un análisis toxicológico con el objeto de confirmar si consumía orfidal -la sustancia que se encontró en el cuerpo de la niña en una dosis "tóxica", según el juez instructor del caso- "y desde cuándo", han precisado las mismas fuentes.

En el auto judicial que levantó el secreto de sumario, el juez sostiene que el padre de Asunta suministró a la menor la "dosis tóxica de Orfidal" el 21 de septiembre pasado, cuando se produjo la muerte de la niña. En ese auto, Vázquez Taín sostiene que, en base a los resultados de la autopsia y de análisis de toxicología, a Basterra se le imputa que, "al igual que había efectuado en episodios anteriores", el 21 de septiembre fue él quien suministró a Asunta la dosis de Orfidal "para privarla de toda voluntad y defensa y presuntamente facilitar la acción de asfixia, en un plan concordado" con Rosario Porto. El juez argumenta que Rosario Porto, "en connivencia" con Basterra, drogó a su hija "al menos" durante tres meses, y que ésta le causó la muerte "por asfixia mecánica". El auto confirma que "en base a las declaraciones de personas del entorno de la menor", a su padre se le acusa de "aprovechar varias ocasiones que la menor pernoctó en su domicilio, para drogarla con altas dosis de Orfidal".

La Fiscalía había defendido en su momento que los padres de Asunta Basterra debían permanecer en prisión provisional porque entendía que hay indicios "suficientes" y para "evitar" que se puedan perder pruebas. La prisión provisional puede prolongarse un máximo de dos años, aunque la ley permite que si se prevé que el juicio no se vaya a celebrar en ese plazo, el juez podría decretar una prórroga más por un plazo nunca superior a otros dos años. No obstante, la defensa de Rosario Porto, que lleva el letrado José Luis Gutiérrez Aranguren, ya había señalado que presentaría ante el Tribunal Constitucional una demanda de amparo por "vulneración de derechos fundamentales". El abogado entiende que la Sala de la Audiencia de A Coruña que se pronunció sobre su último recurso contra el auto de prisión de su clienta estaba "contaminada", tras haberse manifestado también sobre el primer recurso contra el auto que había dictado el juez instructor.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información