González achaca la dimisión a guerras “internas” del PSOE

Soraya Rodríguez replica al líder del PSM que el CGPJ "no tiene que ver" con la sanidad

El presidente de Madrid, Ignacio González, ha opinado que la renuncia de Tomás Gómez a su acta de senador demuestra que "está más preocupado de las guerras de poder interno" del PSOE que de los problemas de los madrileños y ha añadido que, por coherencia, deberían dimitir también los otros dos senadores por Madrid, Maru Menéndez y Enrique Cascallana. "Es una demostración de los problemas internos que tiene el PSOE a nivel nacional y aquí en Madrid", ha insistio González tras un acto de enseñanza.

Según el titular del Ejecutivo autonómico, lo que esconde también esta dimisión es que Gómez, en el fondo, "está criticando también el hecho de que el PSOE haya utilizado la negociación del Consejo General del Poder Judicial para poner a insignes militantes históricos socialistas" en órganos judiciales. A este respecto, González ha puesto como ejemplo a "Álvaro Cuesta". Tras considerar que la "coherencia" no es una de las virtudes del PSM y su secretario general, el presidente de la Comunidad de Madrid ha concluido diciendo que esta decisión, en todo caso, es una "cuestión interna" que los socialistas "tendrán que resolver".

Desde el mismo partido, su  portavoz en la Asamblea, Iñigo Henríquez de Luna, ha considerado hoy que “Tomás Gómez siempre ha jugado a ser un líder nacional, pero con su renuncia está admitiendo su rotundo fracaso”. Tras señalar su respeto a la decisión, Henríquez de Luna ha exigido al líder socialista que, “de una vez, en lugar de alimentar luchas internas en el PSOE, cumpla con su obligación y trabaje para presentar alternativas políticas fiables en la Comunidad de Madrid”. Por último, Henríquez de Luna ha exigido al líder de los socialistas madrileños que explique “por qué pone en duda la imparcialidad de Francisco Gerardo Martínez Tristán y no la de Álvaro Cuesta, exdiputado socialista durante siete legislaturas”. La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ha dicho tras conocer la noticia que "las palabras y las acciones de Tomás Gómez se califican simplemente viéndole a él actuar".

Desde el partido de Gómez, la portavoz del PSOE en el Congreso, Soraya Rodríguez, le ha replicado que el acuerdo y la votación para la renovación del Poder Judicial (CGPJ) "nada tiene que ver" con la defensa de la sanidad pública. "El PSOE defiende la sanidad pública, todos los diputados y senadores socialistas defiende la sanidad pública y combatimos las políticas que quieren acabar con la sanidad pública. Lo tenemos muy claro", ha reiterado Rodríguez.

El secretario general de este mismo grupo, Eduardo Madina, ha asegurado que "no había alternativa". Ha recordado que la responsabilidad del PSOE era renovar el órgano de gobierno de los jueces a pesar de que el Gobierno del PP "lo pone muy difícil". "¿Todo es perfecto siempre? No", ha reconocido Madina, que ha insistido en que "no había alternativa" y que el "peor escenario" hubiera sido una falta de acuerdo y un bloqueo en la renovación del CGPJ. Preguntado si entiende las razones de "coherencia" que argumenta Gómez para dimitir, ha afirmado que lo que comprende son las razones de su partido para cerrar un acuerdo que fuera lo más amplio posible.

El portavoz socialista del Senado, Marcelino Iglesias, ha señalado que su grupo conocía la decisión de Gómez y que "respeta" su postura, al tiempo que ha advertido de que la defensa de la sanidad pública es un compromiso permanente de todo el partido. Por su parte, el diputado Rafael Simancas, antecesor de Tomás Gómez al frente del PSM, ha asegurado que no tenía "noticia" de la renuncia como y otros diputados como Antonio Camachohan eludido comentar la decisión de su compañero de partido. El expresidente del PSOE y de Andalucía Manuel Chaves ha declarado: "Respeto mucho las decisiones de Tomás Gómez, pero el partido tenía que tomar una decisión que era o CGPJ fruto de un consenso o quedarse al margen de la composición y ha tomado la decisión correcta".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Fuentes socialistas han destacado que Gómez no ha dado a conocer su decisión a la Ejecutiva regional del PSM (50 componentes), sino solo a la Permanente (20 miembros) y en la que no hay disidentes con su manera de gestionar el partido. Con esta maniobra, siempre según las fuentes consultadas, ha evitado el debate y el apoyo a la renuncia del escaño se ha conseguido por unanimidad. Estas fuentes se preguntan, al igual que el PP, "¿por qué no dimiten Menéndez y Cascallana por coherencia?". "Gómez está metiendo al PSM en callejón sin salida buscando el enfrentamiento continuo con Ferraz. Lo único que busca es aparecer en los medios como un líder nacional y eso es una grave equivocación", señalan.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS