La hija de Brouard, víctima de los GAL, en el homenaje a un asesinado por ETA

La hija del dirigente de HB asesinado acepta la invitación de la hija de Joseba Goikoetxea, el 'ertzaina' que mató ETA hace veinte años

Edurne Brouard, hija del histórico dirigente de HB asesinado por los GAL Santiago Brouard, ha aceptado la invitación particular de Rosa Rodero, viuda del sargento mayor de la Ertzaintza, Joseba Goikoetxea, asesinado por ETA hace veinte años, para participar en el homenaje que se ha dispuesto para este viernes en Bilbao. Se trata de una decisión de hondo significado, que llega, además, en un momento especialmente convulso en relación a las víctimas del terrorismo a partir de la aplicación de la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo sobre la denominada doctrina Parot.

Rodero había invitado la pasada semana a Brouard a participar en este acto de Bilbao, que está siendo cuidado con especial intensidad por parte de un amplio grupo de amigos y miembros del PNV del ertzaina asesinado. Un día después del recuerdo tributado en Bilbao y en Madrid a Santiago Brouard y a Josu Muguruza, asesinados por el GAL, se ha conocido la decisión de la hija del veterano dirigente abertzale de que va a participar en el homenaje a Goikoetxea.

Preguntadas en Onda Vasca por esta coincidencia, han afirmado que, si ambas son "capaces" de realizar "un recorrido juntas", el resto de las víctimas y la sociedad vasca, en general, "también pueden".

En una entrevista concedida a Onda Vasca, recogida por Europa Press, Rodero ha manifestado su deseo de que "todas las víctimas" estén representadas en el homenaje y se vea que pueden "estar juntas". A su juicio, las víctimas tienen "mucho que hacer en adelante", por lo que ha considerado conveniente que "vean que, si somos capaces de hacer esa unión y este recorrido juntos, los demás también lo pueden hacer".

"Si nosotras podemos hacerlo, la sociedad también lo puede hacer", dice Brouard

Rodero ha afirmado que, en estos dos años transcurridos desde la declaración del cese definitivo de su actividad por parte de ETA, "estamos muy parados en muchas cosas" a las que "hay que dar un empujón". "Si esto puede servir para que pueda seguir adelante, esto seguirá adelante", ha afirmado.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Por su parte, Edurne Brouard ha admitido que sus respectivos familiares se reconocen "en el dolor del otro" porque saben, "desde nuestras puras entrañas, lo que es el sufrimiento de cualquiera que haya tenido que afrontar esta situación".

"Independientemente de nuestras posiciones políticas o ante el mundo, tenemos que ser capaces de empatizar con mucha gente que ha sufrido las mismas situaciones", ha dicho. Según ha explicado, tanto la viuda de Goikoetxea como ella misma, llevan "muchos años intentando tender puentes y hablar". "Lo que pasa es que vivimos en la sociedad que vivimos y tenemos que contar con ella. Es decir, que los pasos no los marcamos exclusivamente nosotros, sino que los marcan a nuestro alrededor", ha argumentado.

Según ha manifestado, "calcular bien los tiempos y situarte en esa coyuntura general" es "importante a la hora de que la sociedad entienda qué estamos haciendo".

Edurne Brouard ha insistido en que acudirá al homenaje en recuerdo al sargento de la Ertzaintza asesinado por ETA "no solo para estar con Rosa" sino para decir "simbólicamente" que "si nosotras podemos hacerlo, la sociedad debe poder hacerlo".

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS