Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Botella atribuye en parte la huelga a un “pulso político” contra ella

Gallardón felicita a la alcaldesa porque su "ejercicio de autoridad" ha solucionado la huelga

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, durante el II Pleno Infantil celebrado esta mañana en el Ayuntamiento. Ampliar foto
La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, durante el II Pleno Infantil celebrado esta mañana en el Ayuntamiento. EFE

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ha dado por hecho esta mañana que la huelga de limpieza de la ciudad, que acabó formalmente de madrugada con la vuelta al trabajo de los barrenderos, ha sido en parte contra ella, aunque ha incidido en que los atacados han sido los madrileños. "A mí siempre me tratan de echar un pulso político", ha respondido en la cadena Cope al ser preguntada si interpretaba de este modo los paros.

No obstante, ha dejado claro que no se ha sentido atacada por la huelga, sino que "a quien han atacado es a los madrileños". "Que me ataquen a mí es totalmente secundario", ha añadido. Además, ha reiterado que en los 13 días de huelga "se ha tratado de llevar a la ciudad a una situación límite" convirtiendo una huelga de limpieza en una de recogida de basuras y no cumpliendo los servicios mínimos. "Nos tenemos que acostumbrar a cumplir la ley", ha advertido.

La alcaldesa ha aprovechado para volver a reclamar una ley de huelga, algo que ha calificado de "vieja reivindicación de la sociedad española", porque cree que "no se puede consentir" que se llegue a situaciones como convertir en "rehenes a los madrileños". También ha vuelto a subrayar sus polémicas declaraciones de ayer, en las que aseguró que la reforma laboral ha permitido a las concesionarias reducir costes laborales sin recurrir a despidos.

Frente a las críticas, el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, ha felicitado a Botella porque, a su juicio, la huelga ha sido resuelta "indudablemente" gracias al "ejercicio de autoridad" realizado por su sucesora y sin "ningún coste" para los contribuyentes. También en el capítulo de los apoyos, el consejero de Presidencia, Justicia y portavoz, Salvador Victoria, ha asegurado que las medidas puestas en marcha por el Ayuntamiento de Madrid ante la huelga de limpieza "han acelerado la posibilidad del acuerdo" entre los sindicatos de limpieza viaria y jardinería y las empresas concesionarias. La presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, ha afirmado que el problema de la huelga ha sido el "vandalismo" de los piquetes y que no se cumplieran los servicios mínimos y ha demandado una nueva regulación del derecho a la huelga.

Y hasta ahí, porque lo demás han sido críticas. El portavoz de IU en el Ayuntamiento, Ángel Pérez, ha ironizado con que Botella haya pedido regular la ley de huelgas pues cree que a la regidora le "gusta desregular todo". A su juicio, Madrid necesita un gobierno que tenga un proyecto, crea en sus ciudadanos y no en un neoliberalismo de pacotilla". El coordinador federal de IU, Cayo Lara, ha aplaudido la "lucha digna e inteligente" de los trabajadores del servicio de limpieza diaria y ha dicho "demasiada gente" en el PP que quiere "cargarse el derecho a la huelga".

El portavoz del PSOE, Jaime Lissavetzky, ha tildado las declaraciones de la alcaldesa "de salida de pata de banco" y cree que la primera edil "no es un verso suelto, sino perdido del PP". El líder de su partido en Madrid, Tomás Gómez, ha tachado de absurda la propuesta de una ley de huelga y ha criticado que Botella haya obstaculizado el fin del conflicto. "La alcaldesa de Madrid hace el ridículo todos los días y desgraciadamente el ridículo hace daño a los madrileños", ha reseñado.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram